Tan simpático, gentil y trabajador como se lo ve en la tevé, Donato de Santis se mueve con una energía envidiable; en el nuevo local de Pizza Paradiso que inauguró oficialmente esta semana en Bodega Piccolo Banfi (ubicada en calle Cobos, en Alto Agrelo de Luján de Cuyo, Mendoza) el multifacético chef organiza  a los cocineros, atiende a los comensales, ríe, se saca fotos y hasta da entrevistas.

Este es el tercer local de Pizza Paradiso que abre en el país, los otros dos están en Buenos Aires, donde Donato tiene además su cadena Cucina Paradiso, restaurantes donde la estrella son las pastas. uno de ellos, el de Palermo, se reconvirtió y cocina todos platos sin gluten.

El jurado de Masterchef Celebrity trabaja ahora en un libro de pizzas que saldrá publicado antes de fin de año, y en la apertura de dos nuevos Cucina Paradiso (uno podría ser en Mendoza). «Tenemos otro gran proyecto, se viene algo muy bueno para fin de año, algo muy grande, mucho más que un restaurante» prometió Donato pero se negó a dar más pistas.

¿Cómo son las pizzas y cuánto cuestan?

En Pizza Paradiso se sirven dos estilos de pizza, y cuando hablamos de estilo, hablamos de masa. La  napoletana es  redonda, se estira finita, y se cocina en el horno a 450 grados, mientras que la romana es más gordita, es una pizza con una masa aireada y liviana y se cocina en un horno refractario a una temperatura inferior.

A la hora de contar lo que diferencia sus pizzas de otras, De Santis revela algunas claves «usamos poca levadura que es lo que dificulta la digestión, y utilizamos diferentes tipos de harina, es nuestra fórmula de la coca cola: es una mezcla porque lo que buscamos es una masa glutínica especial, que tenga una cierta retención de agua». Y ya sabemos que el agua de Mendoza es especial, así que aquí la receta cambia todavía un poco.

Para los topping Donato utiliza productos tanto importados como locales. El tomate envasado , algunas mozzarellas y algunos quesos como el gorgonzola  y el parmesano son italianos, mientras que los tomates frescos y las hierbas aromáticas son locales, y algunos quesos vienen de la provincia de Buenos Aires.

 

Las pizzas son grandes, las romanas tienen 30 cm de largo por 30 cm de ancho y las redondas un diámetro del a misma medida. El precio es similar al de otras pizzerías modernas. La más barata de las napoletanas vale $1.150 y la mas cara de ese estilo es de $1.250.

En el caso de las romanas, los precios son $1.490 (Reginella), $1.690 (Imbattible, Mortal) y $1.750 (Tana).

En cuanto a las bebidas, se sirven tragos con espumante (apperol spritz), cerveza y vinos; el más económico ronda los $1200 la botella.

¿Cómo surgió la idea de abrir Pizza Paradiso en Mendoza?

Donato es muy amigo de Flavia, la mujer de Diego Banfi – propietario de la bodega y también de la revista Cuisine & Vins- , quien fue una de las primeras periodistas que lo entrevistó cuando recién comenzaba a ser una figura mediática en Argentina. «Con diego nos acercamos cada vez más; cuando vinimos a visitar la bodega la idea de poner un Pizza Paradiso aquí surgió como algo natural, cuando se enteraron que estaba abriendo en Buenos Aires se entusiasmaron con abrir una acá, y finalmente abrimos la segunda franquicia del país».

Aunque PP es franquicia, Donato adelantó que vendrá varias veces al año por lo que no se extrañen si se lo encuentran cuando vayan a comer.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.