La cata de espumantes más importante de Argentina reunió 59 etiquetas junto a 75 profesionales de la industria. En el encuentro los principales referentes subrayaron la necesidad de encontrar un nombre en especial para los espumosos locales.

Con Bodega Atamisque como anfitriona, el circuito que promueve el consumo y desarrollo de la categoría espumantes en Argentina, realizó su quinta edición con la presencia de 75 profesionales que cataron 59 etiquetas de todo el país. Una verdadera muestra de la diversidad y la actualidad de la categoría, donde también se presentaron los últimos lanzamientos del año y se analizó el “Fenómeno Pet Nat” como eje del encuentro.

Con la presencia de 75 profesionales y 59 etiquetas de más de 40 bodegas, se realizó una nueva edición de la Ruta de las Burbujas, el circuito que tiene como objetivo promover el consumo y desarrollo de los espumantes, a través de diversos encuentros que van desde catas técnicas, degustaciones al consumidor, cenas maridajes.

Organizado por la productora Caminos del Vino, la Ruta de las Burbujas cerró el 2021 con un evento realizado en el Club de Vinos de Estancia Atamisque, en La Carrera, Vale de Uco.

El encuentro reunió a los más prestigiosos enólogos y referentes de la categoría, quienes cataron y analizaron cada una de las 59 etiquetas. Entre ellos, las etiquetas que fueron “novedad” durante el 2021 y dos productos Pet Nat (Pétillant Naturel).

Sobre este tema, la enóloga de Cruzat, Lorena Mulet se explayó particularmente sobre esta sub categoría de espumantes. Cabe recordar que este método de elaboración ancestral consiste en obtener un vino espumoso de una sola fermentación. Las características que lo hacen más natural tienen que ver con que no se le adicionan azúcares ni sulfitos como el licor de expedición (no tiene degüello). Las levaduras de la fermentación le originan una turbidez y puede variar de cada año.
,
“El balance de esta edición es muy bueno. En términos de calidad cada año nos sorprendemos más con lo que está pasando con el espumante argentino, tanto para los métodos Charmat como Champenoise. También hemos podido apreciar los nuevos lanzamientos, y abordar el tema del Pet Nat, una un estilo de elaboración que ya lleva varios ensayos y donde hay que seguir trabajando en conjunto con el INV para que se ponga más foco a esta categoría”, afirmó Jorge Cabrera.

“Como está pasando en el resto del mundo, el fenómeno del Pet Nat también está llegando a la Argentina y hay que tenerlo en cuenta. Es un producto fresco que puede representar ser la llave de entrada al mundo de las burbujas”, añadió.

“Actualmente hay mucha expectativa con la categoría espumantes en el país, donde hay jugadores muy grandes, pero también proyectos de 3 mil botellas donde todos conviven y tienen su espacio. Hay un futuro promisorio que estoy seguro que va a retomar el auge que tuvo la categoría para retomar el crecimiento sostenido que mostró hasta el 2016. Este fin de año el consumidor se va a encontrar con muchas novedades para descubrir.” agregó Cabrera.

Algunas opiniones del encuentro

“La verdad que me sorprende tener 59 etiquetas de espumosos argentinos con una muy alta calidad  disponibles en el mercado. Creo que hay un futuro muy promisorio de la vitivinicultura enfocada en el mundo de los espumantes”, declaró Roberto González, enólogo de Nieto Senetiner y uno de los principales referentes de la categoría.

“Me alegra mucho la diversidad, tenemos espumantes de estilos franceses, españoles e italianos con la idiosincrasia argentina. Eso es lo que enriquece a nuestra tierra y es una oportunidad que tiene el país”. aseguró González.

Por su parte, Lucas Dalla Torre, de Lui Wines, un experto en el área comercial, destacó la diversidad que tiene Argentina en materia de terroir, variedades y métodos de elaboración. “Hay que hacer un trabajo muy grande en comunicación. Toda esta diversidad se presta para explicarle y mostrarle al consumidor lo que estamos haciendo, para que pueda seguir descubriendo y probando cosas nuevas”.

“Todo lo que pasó con los vinos tranquilos, ahora el consumidor lo va volcando hacia el espumante. Esto en lo que tiene que ver con la búsqueda de zonas, variedades y productos nuevas. Es por esto que tantas marcas comenzaron a incorporar espumantes a su portfolio. Insisto que hay que trabajar mucho en la comunicación y apoyarnos también los sommeliers, los distribuidores y en las vinotecas que son la llave para llegar al cliente. Como ventaja, tenemos una excelente relación precio calidad de producto en toda categoría”, agregó.

En cuanto al mercado externo, Dalla Torre asegura que “es importante que nosotros exijamos a los importadores que incorporen nuestros espumantes y no quedarnos con la respuesta de que no se consumen. Hay que analizar el mercado e insistir en que nuestro espumante debe estar en el mercado y que tienen que importarlo al igual que nuestros vinos”.

Por su parte, Diego Ribbert, chef de Cave de Chandon Argentina, uno de los jugadores más importantes de la industria, remarcó la necesidad de contar con apoyo de política públicas para afianzar la categoría. “En otros países el éxito va acompañado con el apoyo y políticas del Gobierno. Debemos empezar a exigir ese camino de participación de otros sectores y lograr una sinergia entre lo público y lo privado. Es difícil, pero hay que hacerlo. Tenemos que sentirnos confiados para traccionar en este sentido”, aseguró.

Fue el mismo Ribbert responsable de cerrar el encuentro y presentar Baron B Heritage. “Cerrar este encuentro con este nivel de excelencia es realmente un lujo. Nos damos el placer de presentar este producto con mucha humildad. Heritage es el verdadero arte del Assamblage”, concluyó el enólogo.

La necesidad de encontrar un nombre

La definición de un nombre para el espumante argentino es un tema que se debate desde hace mucho tiempo y que fue abordado en la Ruta de las Burbujas, ya que a la fecha no hay consenso para el mismo. “Desde el año 1986 que estoy luchando para encontrar un nombre a nuestro espumante”, remarcó Pedro Rosell, de Bodega Cruzat, uno de los máximos referentes de la categoría que participó del encuentro y manifestó su preocupación por esta necesidad.

“Nos falta la definición de un nombre propio que nos defina como concepto. Italia tiene el Prosecco, España el Cava, Francia el Champagne y en Argentina hoy tenemos un signo de interrogación. Hay que ponerle un nombre que pueda definir a nuestras burbujas”, enfatizó Roberto González.

“Esto nos va a dar mayor empuje tanto en el comercio internacional como en el mercado local. Además, va a servir para recuperar la trascendencia que tuvo Argentina en el mercado internacional y que viene atada de un nombre local propio que defina nuestro prestigio”, agregó el enólogo de Nieto Senetiner.

Sin embargo, fueron muchas las voces que se animaron a admitir que no será una tarea sencilla. “Colocar un nombre es encasillar y dejar de lado la inmensa diversidad de estilos, terruños que tenemos en Argentina”, reconocieron.

La 5ta edición de la Ruta de las Burbujas tuvo presencia de bodegas de diferentes regiones del país, como Mendoza, los Valles Calchaquíes, San Juan, Patagonia y Chapadmalal. Estuvieron presentes Chandon, Baron B, Piattelli, Pernod Ricard, Bianchi, Agrestis, Los Haroldos, Falasco Wines, Pascual Toso, Séptima, Dante Robino, Amalaya, Pulenta Estate, Viña Las Perdices, Kaiken Wines, RPB, Bodega del Desierto, Familia Schroeder, Facultad de Ciencias Agrarias UNCuyo, Alfa Crux, Domaine Bousquet, Augusto Pulenta, Malpensado Wines, Nieto Senetiner, Alyda, Salentein, Cruzat, Alta Vista, Lui Wines, Foster-Lorca, Rosell Boher, Moor-Barrio, Vinyes Ocult, Bodega Polo, Tapiz, Luigi Bosca, Lagarde, Atamisque, Los Toneles, Costa y Pampa, Trapiche y Vistalba.

La Ruta de las Burbujas 2021 tuvo el apoyo de las siguientes empresas: Vello Argentina, Grupo Altasur, Diam, Seguin Moreau, Expreso Moraga, La Cardeuse, SucoPack, Turbo Wines, Velo Argentina, Arpex, Icas Hite, MCM Comex, y El Descorche Diario.

Lo que se viene

La Ruta de las Burbujas ya tiene agenda para el 2022. “En febrero arrancamos en Patagonia, este año vamos a ir más al Sur para visitar los viñedos de Chubut y zonas que teníamos pendientes para seguir descubriendo e investigando. Queremos conocer los nuevos proyectos y tener la voz de los expertos de la región”, remarcó Jorge Cabrera.

Nuevos lanzamientos presentados en la Ruta de las Burbujas
-Nat Charmat Vinyes Ocults ($ 1.600.-)
-Nave Extra Brut Dante Robino ($ 550.-)
-Chac Chac Brut Nature Viña Las Perdices ($ 850.-)
-Herencia Trabajo Extra Brut ($1.700.-)
-Ricordi Brut Nature (Homenaje a Rufino Baggio) (Método Tradicional) ($ 2.000.-)
-Cruzat Orgánico Nature ($ 3.000.-) (Método Tradicional)
.Baron B Héritage Cuvee Prestige – Edición 001 (Método Tradicional) ($ 5.400.-)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.