El presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura(INV) Martín Hinojosa es quien está detrás del programa «Vino Cercano» nueva modalidad de expendio de vinos en envases recargables, a través de botellones de vidrio o cerámica vidriada de 1,9 a 2,5 litros los cuales van a poder comercializarse en las bodegas y locales habilitados para la venta de vino a consumidor final.

  • Cómo surgió esta iniciativa?
  • Esto surge de reuniones que hacemos con el sector, una vez al mes nos juntamos con 10 o 12 bodegas y tratamos de escuchar y entender lo que va sucediendo en el sector. El fuerte actual de las bodegas es el turismo, y las bodegas creen que esto puede andar muy bien con las visitas.
  • A qué apunta este programa?
  • Apunta a dos objetivos básicos, primero poner al vino en igualdad de condiciones con otras bebidas, la cerveza tiene un botellón de 1.9 a 2.5 litros, un growler, que se usa para recargar en las cervecerías artesanales, nosotros vamos a hacer lo mismo con el vino.
  • Porqué no usar la botella de 750cc que es lo que tiene la mayoría en casa?
  • No lo vamos a hacer con botellas de 750 porque queremos promover nuevos tipos de envases, y necesitamos otro tipo de condiciones de higiene, las botellas normales usan corcho por lo general, los growler tienen tiene tapa a rosca.
  • Quiénes podrán vender vino tirado para envases recargables?
  • Podrán hacerlo las bodegas, restaurantes y vinotecas que cumplan con los requisitos de inscripción que vamos a imponer en el INV para expender vino tirado.  Para entrar al sistema hay que comprar en un proveedor certificado por el INV que tenga los tanques de aluminio y un certificado de libre venta del vino.
  • Y quiénes van a vender los growlers? Cuánto valen estos envases recargables?
  • Hay varios proveedores de growlers que se los van a vender a las bodegas, el precio es de alrededor de 180 pesos cada envase.
  • Usted cree que el turista se va  sumar a esta modalidad, dado que es un envase de vidrio bastante pesado?
  • Las bodegas creen que sí a pesar que ser un envase pesado, para el que vive cerca de la bodega será mucho más fácil, muchas bodegas lo que planean es que ese growler se venda en sus patios de comida. Si tenés el envase lo llenás y lo ponés en tu mesa en un almuerzo o picnic,  en Mendoza y San Juan las más interesadas son las bodegas que atienden al turismo.
  • Esta medida tiene que ver con la falta de botellas?
  • No tiene que ver con esto, es sólo una nueva modalidad comercial, el que pida entrar en el programa Vino Cercano si cumple las condiciones que exigimos va a poder hacerlo, incluso restaurantes que no sean de bodega.
  • Qué busca el INV con esta idea?
  • Quiero que los jóvenes se acerquen al vino y que el consumo sea más descontracturado. Queremos promover el reciclado y la reutilización de envases.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.