Flavia Amad Di Leo es la chef a cargo del restaurante Osadía, de Dominios del Plata, la bodega de Susana Balbo y su familia.  En una charla con El Triunfo de Baco reveló cómo cambió la fisionomía del enoturismo en este último tramo del año y qué esperan para los próximos meses, en cuanto a precios, personal  y llegada de turistas.

  • ¿Cómo se están preparando las bodegas para recibir al turismo brasileño, chileno y de otros países que está empezando a llegar con la apertura de los vuelos internacionales?
    En nuestro caso, primero que nada, nos encontramos fortaleciendo nuestro equipo. Por la pandemia se achicó el personal, ya que no se estaba atendiendo la misma cantidad de personas que antes, así que una de las primeras decisiones que tomamos en el área es empezar a contratar gente de los distintos rubros (cocineros, mozos y guías de turismo) para poder estar preparados y recibir todo este flujo de gente.
    Otro aspecto en el que estamos trabajando es en el cambio de carta, tratando de elaborar una carta que sea apetecible tanto para el público local como para el internacional. Durante todo este tiempo de pandemia nos enfocamos mucho en el turismo local, entonces tanto los precios como el estilo de carta se orientó a ellos, amén de que ya tenemos un estilo propio, basado en el uso de productos e ingredientes de estación y en el empleo de las técnicas gastronómicas de vanguardia en el mundo. Teniendo esto en cuenta, tenemos que trabajar para confeccionar una carta que esté preparada para recibir al público internacional.
    Además, estamos trabajando también en una expansión de la parte estructural del área de Turismo, Gastronomía y Hospitalidad. Hemos podido continuar con algunas refacciones que se vieron frenadas por la pandemia y estamos trabajando, por ejemplo, en unos cierres para tener más espacio en el salón y en una nueva sala de degustación.
    – ¿Qué expectativas tienen en cuanto a la demanda para lo que queda del año, teniendo en cuenta las reservas que ya les están llegando?
    Desde las últimas dos semanas de septiembre hasta la fecha se ha producido un crecimiento abrupto de la demanda, y estamos felices de que así haya sido. Creemos que durante el resto del año va a seguir habiendo una demanda alta, con un turismo local fuerte, y a medida que se vaya abriendo la posibilidad de recibir vuelos en el país esperamos también que se vaya a ver algo de turismo internacional. Yo creo que, hasta diciembre al menos, nuestro fuerte va a estar en las visitas que recibamos desde las distintas provincias de la Argentina y en tratar de captar lo que se pueda del turismo internacional mientras se vaya permitiendo la entrada de más vuelos.
    – ¿Han aumentado los precios en restaurante?
    Los precios sí aumentan en ocasiones, pero esto es algo propio de un país inflacionario en donde debemos irnos adaptando a las subas constantes con las que nos encontramos. Cuando hemos aumentado los valores de nuestros menús no lo hemos hecho por expectativa de mayor demanda, sino por la realidad que vivimos día a día en nuestro país, la cual nos obliga a ir equilibrando nuestros precios con la inflación y las subas que debemos afrontar cuando tratamos con nuestros proveedores.
    – ¿Harán propuestas diferenciales para no perder al público local?
    Estamos sumamente agradecidos con el público local, el cual nos acompañó de gran manera durante la pandemia, y nos encantaría seguir contando con ellos, ya que nos ayudaron a mantener los puestos de trabajo de muchísima gente durante estos tiempos difíciles. Es por eso que, así como durante todos estos meses ofrecimos un menú especialmente pensado para ellos con un precio diferente al que se solía ofrecer en la bodega, queremos ahora seguir ofreciendo propuestas que sean accesibles y no estén dolarizadas para mantener este público, un público nuevo que hemos logrado fidelizar y que disfruta de lo que le ofrecemos.
    En este sentido, vamos a mantener nuestra propuesta en Osadía, la cual se caracteriza por una gastronomía más elaborada y gourmet, pero también vamos a mantener Espacio Crios, con precios más accesibles y propuestas diferentes, tales como asados, picnics, tardes de té y brunchs. Estas propuestas le permiten a la gente venir a disfrutar de la experiencia que ofrecemos, pero con un menú más sencillo, distendido y económico.
    – Si bien la pandemia está cediendo, ¿qué protocolos se mantienen vigentes en Osadía de Crear?
    Entre los protocolos que seguimos manteniendo podemos mencionar, antes que nada, el uso del tapabocas: nuestro personal lo utiliza todo el tiempo, por más de que afuera ya no se exija, y además le pedimos a nuestros clientes que también lo usen cuando se trasladan por dentro del restaurante (por ejemplo, cuando van al baño). Además, seguimos colocando alcohol en todas las mesas y tenemos sanitizantes ubicados en distintos puntos específicos y estratégicos del área de turismo. Por último, tenemos un lugar en donde, cuando la gente llega, se le sanitiza y desinfecta las suelas de los zapatos.
    – ¿Están consiguiendo personal por el momento? Entiendo que la mayoría de las empresas del rubro está en la búsqueda, ya que mucha gente se fue con la pandemia…
    En un primer momento, es cierto que estábamos todos muy cautelosos acerca de cuánto personal se tenía, ya que no había una gran cantidad de demanda. Pero de repente esto se abrió, la demanda explotó y hoy está todo el rubro buscando personal, por lo que se hace difícil conseguirlo. No es tan sencillo conseguir personal capacitado para ofrecer nuestros servicios y nuestras experiencias, pero gracias a Dios tengo un equipo súper fuerte, con unas capacidades y cualidades excelentes, que ha sabido seguir prestando nuestros servicios siempre manteniendo la calidad que nos distingue.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.