El vino en lata viene creciendo a paso firme. De 1461 hl que se comercializaban en este envase durante setiembre del año anterior, se pasó a 3.027hl en setiembre de 2021.  En el acumulado enero-setiembre de 2021 las ventas de vino en lata registran un crecimiento del 75%. Si bien este envase aún conforma una porción  pequeña de mercado, pasó del 0.2% al 0.3%.

El informe de Mercado interno del Instituto Nacional de Vitivinicultura da cuenta de una baja del 13.2% en los despachos enero- setiembre 2021 frente la mismo período del año anterior. Los vinos tranquilos tintos  son los que más vienen sufriendo este año con una caída del 18.5% (acumulado enero-setiembre 2021). En cambio si se compara setiembre contra setiembre del mismo año, la peor baja la registraron los blancos con 18,8%. Este último número se explica sobre todo por la baja de consumo de blancos genéricos, -32%. En tanto entre los varietales los que más sufrieron la caída de los despachos fueron los tintos, con una  baja de casi 30% (setiembre 2021 vs. setiembre 2020).

La crisis de las botellas no ha pasado desapercibida para las estadísticas que han visto caer el consumo de vino en botella un 17.9% tanto en envases de 7500 como de 1 litro y litro y medio, en setiembre de este año. El único que se salvó es el espumante, que tuvo un 2020 muy malo y cuyo consumo repuntó este año con el regreso de los eventos, 9.4% en setiembre.

Otro dato interesante es que se duplicó el consumo de vino en bag in box en el acumulado enero-setiembre 2021 pasando del 0.1 al 0.2% de share de envases.

Si vemos el acumulado de lo que va del año los que más sufrieron la caída fueron los genéricos, con una baja superior al 20% golpeando sobre todo a los genéricos de color (que se venden generalmente en tetra) más de un 26%.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.