En una de las esquinas más lindas de Mendoza, Agustín Alvarez y Paso de los Andes, está la hamburguesería del coqueto chef argentino Mauro Colagreco (dueño del restó Mirazur en Menton, Francia, tres estrellas Michelin), que si bien es franquicia, lleva su sello personal en muchos aspectos.

Este innovador bar de hamburguesas llegó a Mendoza en diciembre de 2020, siendo el primer local en formato de franquicia fuera de Buenos Aires. En principio ofreció servicios take away y delivery, con una muy buena recepción por parte de los mendocinos. En este segundo semestre de 2021 abre sus puertas para que el público pueda disfrutar de las hamburguesas y las papas en amplio salón, patio y vereda con mesas.

 

La hermana del chef, Carolina Colagreco, estuvo presente en la inauguración oficial a la que invitó a prensa local, donde adelantó varias novedades. Una de las más interesantes resultará en un par de meses más del trabajo con puesteros de Malargüe que están criando chivos para elaborar exquisitas hamburguesas de esa especie típica del secano mendocino. «Las hamburguesas se elaboran en Malargüe y la empresa nos las compra, todo el valor agregado queda allá» confiaron. Ojo, esta hamburguesa de chivo aún no está en carga, tendrán que esperar un par de meses más para degustarlas ya que está en la etapa inicial de desarrollo junto a cooperativas conformadas por mujeres crianceras de Malargüe, Mendoza (Kume Matru).

CARNE nació en 2016 con un fuerte concepto de gastronomía sustentable y de alta calidad que propone un cambio del paradigma de producción masiva de alimentos. Estos lineamientos se han mantenido y consolidado durante todo este tiempo gracias al trabajo de Mauro Colagreco y su equipo, logrando la certificación de Empresa B con triple impacto: social, medioambiental y económico. La premisa es que los platos estén elaborados con ingredientes sencillos y locales de calidad, provenientes de granjas, huertas y pequeños productores, y cocinados con maestría.

Mauro está convencido de que cada vez que uno come, decide el mundo en el que quiere vivir”. Es por esto que conceptos de “ética”, “agroecológico” “orgánico”, “biodiversidad” y “local” son claves en CARNE, subrayó su hermana quien está a cargo del proyecto en Argentina.

La primera sede abrió en la ciudad natal del chef en La Plata y  hay otros dos locales están en Olivos y Montserrat en Buenos Aires, y desde este año también uno en Singapur.

La sede de Mendoza está en Paso de los Andes y Agustín Álvarez de 5ª Sección, en un antiguo caserón restaurado.  Abre de 12 a 16 y de 19:30 a 0:30 hs, ofreciendo hamburguesas, ensaladas y algunos acompañamientos como papas y pinchos de queso halloumi. Los comensales pueden consumir la hamburguesa clásica completa, la BBQ, la de carne con hongos o una veggie exclusivamente de hongos con la opción de agregar aderezos como kétchup y mostaza artesanales. Para beber se puede pedir el “agua del día” (con jugos naturales frescos), cerveza y vino, con la particularidad en este local de Mendoza, que se vende vino por copa de pequeñas bodegas que van rotando mes a mes.

Algunas particularidades sobre estas hamburguesas es que la carne proviene de animales de pastura (sin confinamiento, con manejo racional de recursos naturales, sin químicos, con técnicas de pastoreo regenerativo), la panceta de cercos libres de hormona de crecimiento, se utilizan vegetales orgánicos, huevos de granja, pan artesanal local, mayoría de quesos artesanales para fomentar continuidad de oficios y utilización de productos de estación y locales, como los tomates envasados de Lavalle (de asociación de campesinos sin tierra “Manos del Pueblo”) entre otras.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.