Es Don Melchor 2018. La cosecha  recibió 100 puntos por parte del crítico norteamericano James Suckling,  y se consolida como uno de los grandes Cabernet Sauvignon de alta gama del mundo.

Don Melchor, es  el primer vino ícono de la industria chilena y un verdadero referente entre los vinos de alta gama en el mundo, comenzó a comercializar la cosecha perfecta premiada con 100 puntos  Suckling en las principales tiendas de la Argentina. La cosecha 2017, con 99 puntos Suckling, también está disponible.

«El consumidor argentino tiene un alto interés en estos vinos y a su vez un gran conocimiento. Además, la escasa oferta de vinos tope de gama de otros orígenes genera un atractivo especial para este público entendido. De esta manera, el mercado argentino se transforma en uno de los principales de la región junto a Chile y Brasil para Don Melchor» comentaron desde bodega Concha y Toro, productora del vino.

Don Melchor 2018, una cosecha perfecta

La perseverancia en la búsqueda de la mejor expresión y calidad ha permitido obtener en la cosecha 2018 una cosecha perfecta. Don Melchor 2018 tiene la personalidad de los grandes vinos y las grandes cosechas. Está compuesto por 91% Cabernet Sauvignon, 5% Cabernet Franc, 3% Merlot, 1% Petit Verdot y pasó 15 meses en barricas de roble francés, 67% de ellas de primer uso y 33% de segundo uso.

Su responsable es Enrique Tirado una de las figuras más influyentes en la escena vitivinícola chilena. Desde hace más de 20 años se encuentra a cargo de Don Melchor, el primer vino ícono chileno y un verdadero referente de la cepa Cabernet Sauvignon a nivel mundial, y desde 2019, asume la Gerencia General de Viña Don Melchor, tomando este importante desafío, a través de una profunda experiencia y capacidad para dirigir esta compañía.

“Los vinos son muy expresivos, con la madurez precisa, resalta toda la expresión de la fruta del Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. Vinos concentrados, pero con taninos muy suaves y elegantes, vinos que muestran diferentes capas de aromas y sabores que al momento de juntarlos en la mezcla ­final de Don Melchor 2018, logra producir esa sensación especial que solo se percibe en los grandes vinos y las grandes cosechas”, comentó Tirado. Y agregó “el estilo, complejidad y fineza de Don Melchor nacen del perfecto equilibrio entre el suelo pedregoso de Puente Alto, el viento frío que baja de la cordillera de los Andes, el generoso clima del valle del Alto Maipo, los años que han demorado sus vides para ofrecer sus mejores uvas y el cuidadoso trabajo en el viñedo”.

“Sin duda, la excepcional calidad de Don Melchor no sería posible sin el Terroir de Puente Alto y su viñedo que nos permiten en cada cosecha producir un vino único” concluyó Tirado.

“Esto es alucinante. La vitalidad y energía en este vino es deslumbrante. La complejidad de los aromas es impresionante con flores, grosellas negras, frambuesas y duraznos. Cuerpo amplio, aunque muy refi­nado y pulido con textura impecable y belleza. El largo es maravilloso. Este es un testimonio al equilibrio, la armonía y la transparencia en un gran tinto”, afirmó James Suckling.

La historia

Don Melchor Concha y Toro, político y hombre de negocios, fue uno de los precursores del desarrollo del vino en Chile. Nacido en Santiago en 1834, fue un connotado abogado y empresario, con un rol muy gravitante en la vida pública chilena durante la segunda mitad del siglo XIX. En el mundo privado, destacó por su gran versatilidad y por su mirada global del mundo de los negocios que lo llevó a interesarse precisamente por el vino.

La relación de Don Melchor con el vino no se explica sin su esposa, Emiliana Subercaseaux Vicuña, de quien heredó la hacienda familiar de Pirque, en el valle del Maipo, e influyó notoriamente en su cercanía al mundo de la viticultura.

De esta forma, a los 50 años, en 1883, plantó las primeras vides francesas pre filoxera en la hacienda familiar de Pirque -en un inmejorable sector del valle del Maipo- construyendo la casona de verano de la familia y fundando allí Viña Concha y Toro. Para su proyecto vitivinícola, Don Melchor se asesoró de un renombrado enólogo de Burdeos, Monsieur Labouchere, quien se sorprendió con la calidad del suelo del valle del Maipo. Murió aún joven, en 1892, antes de que el proyecto cumpliera su primera década y dejó un profundo legado a las siguientes generaciones.

Don Melchor se comercializa en partidas limitadas a través de Bodega Trivento ingresando en www.descorcha.com.ar, la filial Argentina del Viña Concha y Toro Familiy of Wineries.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.