Allá por el 2000 cuando Michel Rolland convencía a un exclusivo grupo de viticultores franceses para formar Clos de los Siete, el sueño del millón de botellas del vino que lleva ese nombre, parecía muy lejano.Hoy es una realidad y el vino se consolida en los mercados externos.

Clos de los Siete es un blend de tintas que cambia con los años, pero que siempre tiene corazón de Malbec 55%. En la añada 2018 que acaba de salir al mercado hay 19% Merlot, 10% Cabernet Sauvignon, 12% Syrah, 2% Petit Verdot y 2% Cabernet Franc.
Elaborado con un blend de uvas de las bodegas que componen el grupo (actualmente son 4 ya que Flechas de los Andes no participa) se llegó al millón de botellas con muy buena performance del vino en exportaciones – a pesar de la pandemia- y se estima que el año próximo llegarán a 1,2 millones de botellas.
Ramiro Barrios gerente de exportación de la marca recordó cuán asustadas estaban las bodegas el año pasado debido a la crisis provocada por el Covid 19. “El año pasado creíamos que no íbamos a poder cumplir los objetivos, pero por suerte entró mucha gente nueva y eso aumento las ventas y el consumo en media y alta gama, sobre todo en los meses de encierro. En este 2021 estamos en un año más normal”.
Barrios citó las nuevas estadísticas de Wine Intelligence (consumo) que remarcan el crecimiento de Brasil (20%) con un 70% de nuevos consumidores frecuentes (1 vez al mes toman vino) mientras que China decae, Estados Unidos e Inglaterra tienen números levemente positivos.
“Como nuestro foco era el canal on trade en Argentina creíamos que la ausencia de turismo y cierre de restaurantes nos iba a afectar demasiado pero el canal e commerce y el consumo en casa compensaron y nos brindaron un año de crecimiento” se alegró Barrios.
Hacia delante estas tendencias se mantienen. En Inglaterra el 40% de lo que se vende por las plataformas de e commerce es vino, aunque en el canal retail el vino representa 14%. “Hay mucho de volver a la producción local, se profundiza la conciencia de sustentabilidad, nuevos packaging, vinos en lata, menos alcohol” dijo.

Hablemos de vino
La mano derecha en enología de Rolland es Julien Viaud (43) quien hace 15 años trabaja asesorando a los viñedos en Burdeos, Italia,, España, Rusia, y desde hace 4 años se unió al proyecto de Clos de los Siete. “La 2018 fue mi primera cosecha completa. Tuvimos suerte Michel dice que esta fue la mejor cosecha en los últimos 30 años, tuvimos calidad y cantidad” se alegra.
Con un año seco, soleado y fresco – se midió una amplitud térmica de más de 15 grados entre el día y la noche en Valle de Uco- se logró mayor cantidad de taninos y color. “Si bien cada año tenemos 500 mm de lluvia allí tuvimos 350mm 30% menos que en años anteriores y tuvimos poco viento, entonces no hubo deshidratación y la maduración fue muy pareja. Creemos que este vino tiene tanto potencia como fineza. Es un vino para tomarlo joven pero creemos que podemos esperarlo también varios años” vaticinó.

Mis notas de cata
Clos de los Siete 2018 tiene mucho color, es un rojo profundo intenso. La nariz es moderada, fresca y frutal pero algo tímida. La verdadera presencia está en la boca donde el vino despliega diferentes texturas, de arena a talco, tiene frescura y presencia en medio de boca, con alcohol y acidez equilibrada. La mayor presencia del Malbec aporta dulzor y el Cabernet estructura.
Precio: $1400 en Argentina USD$ 20 en el exterior. El vino además tiene nueva etiqueta: Se hizo un cambio en la imagen, colocando Valle de Uco en la parte frontal y el nombre de Michel Rolland, y en la estrella de siete puntas los números en cada punta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.