En 2020 se consumieron en el mercado interno argentino 943 millones de litros de vino, el volumen más alto de los últimos 5 años. El 78, 3% correspondió a vinos tintos, reafirmando el gusto local por esta categoría. En cuanto a envases, el 59,7% fue vino en botella, el 36,1% tetrabrick, igualando en un 0,2% a las latas (1,4 millones de litros) y al bag in box.

Sorprende el «revival» de un clásico, la damajuana de 5 litros cuyo consumo creció más del 14% en relación a 2019.

Este y otros datos de interés para la industria se desprenden de un informe elaborado por el Laboratorio Estadístico del INV presentado por primera vez ante la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) «Statco Expert Group». El informe estadístico contiene datos sobre superficie cultivada, producción de vinos, consumo interno, exportaciones y stocks de la Argentina.

La presentación se llevó a cabo, el pasado 24 de marzo, por videoconferencia y participaron representantes de diversos países integrantes de la OIV.

Además de nuestro país presentaron informes Alemania; Francia, Nueva Zelandia, Moldavia, Italia, Reino Unido, España, Suiza, Australia, Sudáfrica.

El INV participa activamente en todas las actividades de la OIV y del Grupo Mundial de Comercio del Vino (WWTG) representando a la vitivinicultura argentina.

La recuperación del consumo

El año de la pandemia fue, sin duda alguna, un gran año para el vino. En 2020 y gracias a los mayores consumos en el hogar, se volvió a los 21 litros per cápita, un número que no se registraba desde 2016.

En tanto, las exportaciones de vino alcanzaron su mayor volumen en los últimos 12 años llegando a 396.7 millones de litros, un 27% más que en 2019. Por supuesto esto se debió en gran parte a los embarques de vino a granel que por los stocks tuvo precios muy competitivos, superando los 1,9 millones de litros el año pasado.

En cuanto a dólares exportados, por fraccionado se notó una leve caída del 3,5% mientras que el granel notó una recuperación del 28%. Gracias a estas dos variables, el equilibrio de divisas ingresadas en concepto de exportaciones de vinos mantuvo un relativo equilibrio, cayendo sólo 0,9% en relación al año anterior.

Algunas consideraciones se hicieron en relación al año corriente, con una cosecha que, se estima, estará 6% debajo de la del año pasado, y con una caída del 22% en los stocks vínicos, que elevará los precios de la uva, llevando probablemente a una baja en las ventas y el consumo.

Podés ver el informe completo en https://www.argentina.gob.ar/noticias/el-inv-presento-un-completo-informe-estadistico-en-la-oiv

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.