Pese a la pandemia del COVID 19, Bodegas Bianchi mantuvo durante todo 2020 un sólido crecimiento en su canal online de ventas (150%) y en el verano recibió cerca de 6.000 turistas por mes en su bodega de San Rafael.

Los datos alentadores en ventas y reconocimiento entre los consumidores impulsaron a la empresa a emprender nuevos negocios reflejados en el lanzamiento de una nueva línea de vinos de Los Chacayes (Tunuyán). Durante un elegante cóctel en el que estuvo toda la prensa del vino de Argentina e incluso contó con la presencia del Gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez se presentó oficialmente «Bianchi IV Generación», vinos de bloques seleccionados, que arrancó con la puesta en escena de dos tintos, un Gran Blend y un Gran Malbec.

Reconocida en el mundo por su calidad y trayectoria, Bodegas Bianchi apuesta a la alta gama con uvas de viñedos propios en Los Chacayes donde está la bodega Enzo Bianchi, uno de los terruños más preciados de Valle de Uco. Así nace “Bianchi IV Generación” vinos diseñados por la nueva generación de los Bianchi Stradella que llevan el sello de la innovación en su ADN.

Para el lanzamiento se recurrió a la tecnología de Realidad Aumentada. Al escanear la etiqueta del vino con el celular se accede a contenidos interactivos, como mapas de los viñedos, calicatas de las parcelas seleccionadas, videos del equipo enológico, videos de la cuarta generación, información sobre el suelo, clima, riego, etc.

Los vinos

El Gran Malbec “Bianchi IV Generación Single Block” y el Gran Corte “Bianchi IV Generación Selected Blocks” son vinos de estilo moderno que exploran la expresión del terroir y salen de la receta clásica de los tintos argentinos high end, maduros y voluminosos.

“El Gran Corte de la línea “Bianchi IV Generación” es un blend de uvas tintas formado por Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot cosechadas a partir de bloques seleccionados especialmente para producir unas escasas y muy singulares 3.395 botellas, explica el head winemaker de la bodega Silvio Alberto, que trabajó codo a codo con el enólogo Sergio Pomar en el diseño.

Con este corte lograron un tinto texturado, contemporáneo y vertical, de taninos firmes y refrescante acidez. La nariz es franca, directa, con más presencia de la fruta que de la madera; el roble aportó más volumen que aromas. En el bouquet encontré notas típicas de Los Chacayes, pasto recién cortado, tomillo, romero, pimienta negra y flores azules. En segundo plano aparecen  tabaco y regaliz, propios de la crianza.

El Gran Malbec se elabora a partir de uvas que maduran en un bloque único con potencial de guarda. Nariz intensa, ancha, seductora. Varias capas de aromas, notas a sangre, fruta negra fresca, algo de cuero, crema de leche y nuez moscada. Un tinto concentrado que golpea desde el primer sorbo, un Malbec envolvente, con taninos vigorosos que se agarran al paladar.

Pablo Minatelli, Ingeniero Agrónomo de la bodega, explica cómo es el terroir de Los Chacayes: “el suelo característico, con grandes cantos rodados, forja vides con la energía necesaria para atravesarlo y tomar sus nutrientes y el agua de deshielo. En un paisaje abrazado por la inmensidad de la Cordillera de los Andes, a una altitud de 1200 metros y con gran amplitud térmica, encontramos las parcelas o bloques con características excepcionales que nos permiten elaborar este Gran Malbec y Gran Corte”.

Ubicados entre las líneas Particular y Enzo Bianchi, los IV Generación se venden a $4.500.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.