Durante febrero 2021 volvieron a crecer las exportaciones de vinos fraccionados superando en un 22,3% al mismo mes del año anterior. Estos envíos ya acumulan un aumento del 12% en los dos primeros meses del año con respecto a igual periodo de 2020.

El estudio realizado por el Laboratorio Estadístico del INV destaca que crecieron todas las categorías, por tipo de vinos y envases y se advierte una buena recuperación de los espumantes luego de un año que estuvo complicado por la pandemia de COVID 19.

De hecho, son los vinos sin mención varietal y los vinos en tetra brick los que más crecieron en este primer bimestre del año, 46,2% y 38,2% respectivamente. Los espumosos que habían sufrido fuertes caídas el año pasado, registraron un repunte en febrero del 5,5%.

El presidente del INV Martín Hinojosa comentó que «el resultado en valor FOB es positivo para los vinos fraccionados ya que en los dos primeros meses de 2021 alcanzaron los 110 millones de dólares que representa un aumento del 8,3% con respecto al año anterior. EEUU, Canadá, Brasil y Paraguay lideran este crecimiento en volumen y valor».

Los que bajron, por una cuestión de stocks y precios, son los vinos a granel que cayeron en enero y febrero 34,1% en volumen y 31,1% en valor FOB.

Hinojosa explicó que «las ventas argentinas de vinos a granel están sufriendo una caída por la falta de oferta exportable, con muy bajos stocks disponibles y a la espera de que estén disponibles los vinos de la nueva cosecha. A pesar de esto las exportaciones totales de vinos, granel más fraccionados, crecen en valor FOB casi un 2% impulsadas por el aumento de estos últimos que, en este momento, se han transformado en la locomotora del comercio exterior de la vitivinicultura de nuestro país».

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.