A sólo un día de los eventos políticos de Vendimia de los que participaría Alberto Fernández, Desayuno de COVIAR y Almuerzo de Bodegas de Argentina, recrudece la «grieta». Se presenta el PEVI 2030. ¿Cuál es el anuncio más esperado?

El esperado arribo del presidente de la Nación Alberto Fernández – su presencia será confirmada hoy viernes- y su participación en estos dos clásicos eventos vendimiales apuró las agendas de los distintos sectores, y ayer se anunció la conformación de la «Mesa Nacional Vitivinícola», integrada por sectores opositores a COVIAR y cuya cámara empresarial más fuerte es Bodegas de Argentina.

En una carta enviada a los medios, esta nueva agrupación apunta directo al corazón del Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI) cuya versión 2030 se hará pública justamente el sábado 6 en clásico Desayuno de la Corporación. El mismo, debido la pandemia, no será como siempre en el Hotel Hyatt sino en INTA de Luján de Cuyo.  con una presencia institucional y de funcionarios y periodistas más acotada de lo habitual.

El Almuerzo de Bodegas de Argentina tampoco será como de costumbre: será en Bodega Trivento Solo asistirán de manera presencial un grupo acotado de personas, conformado por autoridades nacionales, provinciales y municipales, directores de la institución y medios de comunicación. El resto de los interesados podrá seguir la transmisión vía YouTube o por las redes sociales de Bodegas de Argentina.

La carta de la discordia

En un comunicado la nueva Mesa Nacional Vitivinícola plantea sus objetivos y dispara una dura crítica a COVIAR: «A pesar de ser la quinta nación vitivinícola hemos perdido en los últimos 20 años una tercera parte de nuestro mercado interno. Asimismo, durante la última década nuestras exportaciones de vino, mosto, uva en fresco y pasa se han estancado. Un plan estratégico sectorial inflexible y desenfocado en sus prioridades que costó al sector 6000 millones de pesos, combinado con la crisis económica, terminaron de expulsar de la cadena a miles de productores, con el consecuente abandono de más de 2000 viñedos (unidades productivas)», señala el documento firmado por APROEM – Asociación de Productores del Oasis Este Mendocino Asociación de Viñateros Independientes de San Juan, Asociación Vitivinícola del Valle Calchaquí, Bodegas de Argentina, Cámara de Bodegueros de San Juan, Cámara de Productores Agrícolas de San Juan, Centro de Viñateros y Bodegueros del Este y Federación de Viñateros de San Juan.

El anuncio más esperado

Por su parte, las agrupaciones de productores, bodegas, elaboradores de mosto y de vino a granel representadas en COVIAR (donde por ley aún están Bodegas de Argentina y varias de las entidades que integran la llamada Mesa Nacional) esperan el espaldarazo del Gobierno de Alberto Fernández para sostener el financiamiento del Plan Estratégico a diez años, entre cuyos objetivos principales está el incremento de las exportaciones y la planificación estratégica a todos los productos vitivinícolas y a la cadena completa de producción de la vid, incluso al turismo del vino, algo impensado para el plan anterior.

Si bien los objetivos completos del PEVI se conocerán el sábado, uno de los más importantes para 2021 es lograr exportar vino por 1000 millones de dólares. Es por esto que la gran expectativa del sector se centra en la desgravación total o parcial de las exportaciones, o bien el anuncio de un esquema que cambie las retenciones, por inversiones en bodegas, viñedos o generación de empleo.

Hoy las retenciones a las exportaciones de vino son de 4,5% lo que constituiría una devolución de  450 millones de dólares en 2021 si se logran los objetivos de exportación planteados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.