El Instituto Nacional de Vitivinicultura adelantó que este año la cosecha total prevista de uvas para la Argentina se prevé en 19.323.000 quintales lo que implica una disminución del 6,39% respecto de la cosecha 2020, que fuera de 20.557.455. La previsión 2021 tiene un desvío estándar del 5%.

Sin embargo, esta disminución prevista será algo más notable en la Provincia de Mendoza (que concentra más del 70% de la producción del país) principalmente debido a las heladas tempranas y al granizo.

«Se observa que la diferencia de este año versus el año anterior en la provincia de Mendoza es superior al 9%, esto se debe a que el 5 de octubre del 2020 se produjo una helada meteorológica en la provincia y el daño producido en todos los oasis productivos ha sido verificado tanto por los productores como por los organismos del Estado encargados del peritaje. Por la fecha de ocurrencia, inicio de brotación en algunas variedades o pre brotación en otras, determina una gran heterogeneidad de afectación en las plantas y en la respuesta de las mismas al momento de la floración y el cuaje de los racimos» señalaron desde el INV.

Se registraron, además, en Mendoza, 28 tormentas de granizo entre el mes de noviembre y enero produciendo diferentes niveles de daño.

Estos números están dando qué hablar entre productores y elaboradores, sobre todo porque a esta altura ya se están barajando los precios que se pagarán por la uva, un tema que todos los años – por la forma desordenada y caótica en que se maneja este tema en Argentina- genera enfrentamientos, polémica y especulación.

La semana pasada el Gobierno de la Provincia de Mendoza salió a colocar un piso de $20 para las uvas destinadas a vinos genéricos y estableció por primera vez un precio referencial para el Malbec de $40 el kilo para la zona noroeste de la provincia, $50 para la zona del centro, y $65 para el Valle de Uco, cuando la temporada pasada el valor promedio rondaba los 25 pesos.

¿Cómo vienen las cantidades y calidades en los distintos oasis productivos?

Un sondeo realizado por este medio entre varias bodegas, responde parcialmente a esta pregunta.

En Valle de Uco y Luján de Cuyo, siempre hablando de varietales, las bajas rondan entre el 7% al 9% s. Estas diferencias en los rindes son marcas en los distintos oasis productivos, debido a las diferentes climas y momentos de floración en la planta.

«En el Inicio del Ciclo, en Octubre, hubo heladas tempranas en todo Mendoza, que dañaron los primeros brotes que estaban creciendo. La zona Este de Mendoza fue la más afectada, ya que el crecimiento vegetativo estaba más avanzado» explica Pablo Ceverino, enólogo de Dartley Family Wines.

Por su parte Gustavo Hörmann, enólogo y gerente de Bodega Kaiken, estimó que dada la cantidad de uva que se prevé cosechar este año, si bien se está un 9% por debajo del año pasado, se estaría llegando al nivel de cosecha de 2017.  «Hace unos días atrás, el INV presentó la estimación de cosecha que está en torno al 9% de disminución en relación a la cosecha el año pasado, que fue una cosecha de 20 millones. Por lo tanto, están hablando de 19 – 20 millones de quintales, que sería un 20% más bajo de la cosecha 2019 y muy similar a lo que fue la cosecha 2017.
En general, esa merma está dada por una helada en el mes de octubre que afectó a algunas variedades a pesar de que la brotación venía tardía. Por otro lado, también hubo algunos eventos de granizo aislados en algunas zonas que creo que para mí generó un efecto de mal cuaje dado por una lluvia en plena flor. En general, los niveles altos de humedad en flor hacen que aborte y que no cuaje bien. Por lo tanto, hay racimos bastante livianos en torno a 60 – 90 gramos. Por lo tanto, por ahí puede ser una merma más por el peso del racimo que por la cantidad de racimo» explicó.

En cuanto al mayor impacto de esta pérdida en variedades adelantó que las mermas son básicamente importantes en las blancas, «porque las lluvias de estos últimos días también han afectado la sanidad. También he visto en el  terreno, algo en  particular en Malbec que gracias a Dios no he visto transformado en ataque fungi muy importante, pero si esas bayas después tienden a cicatrizar y a caerse. Por lo tanto, ahí también va a haber una pequeña pérdida de peso».

Una percepción diferente tiene Alfredo Mestre,  Director técnico Bodega Piedra Negra que trabaja en viñedos de la IG Los Chacayes, en Valle de Uco. «Como no estábamos muy avanzados en la floración cuando heló, por lo que, si bien retrasó la floración no se observaron mermas. Los blancos que estamos cosechando presentan los mismos rendimientos que el 2020 y de hecho los tintos tienen mayor producción que el año pasado, sin un valor estimado aún. El granizo fue superficial, si bien tocó las bayas, no generó mermas» dijo.

¿Qué hay del Malbec?

Para nuestra industria «malbec-céntrica» en vinos fraccionados, volúmenes, calidades y precios para el Malbec en 2021 constituyen temas urgentes.

En Valle de Uco, donde está implantada más del 50% de la producción de Malbec de Mendoza, no hay preocupación.  «Por el momento aparenta ser un excelente año para el Malbec, solo amenazado por la acumulación de lluvias. Con acideces totales elevadas y frescura aromática, típicas de un año frío como este, creemos que la calidad será muy buena» subrayó Mestre.

«La calidad y cantidad del Malbec, creo que  no va a verse  fuertemente afectado, independientemente que ha sido un enero y un febrero más frío y más lluvioso que lo histórico, bastante más,  es una variedad de ciclo de maduración relativamente corto. Por lo tanto, va a llegar a su madurez pero todavía es muy muy temprano como para ver que haya alguna afección de la de la cantidad y de la calidad de esa variedad» añadió Gustavo Hörmann, analizando viñedos de Luján de Cuyo y Valle de Uco.

«Si bien, hemos empezado Febrero con abundantes lluvias, los Malbec vienen muy bien de calidad, se benefician por tener el racimo laxo, y poco apretado. En cuanto a la cantidad, se ajustan a la merma general del 7%.» añade Pablo Ceverino de Dartley Family Wines (Mythic, Casarena) por lo que está experimentando estos días en Perdriel y Agrelo.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.