El 2020 tuve, como nunca antes en este oficio, la posibilidad de degustar a conciencia gran cantidad de vinos (unos 500 aproximadamente) de diferentes variedades, añadas, estilos, formas de elaboración y segmentos de precios. El raid de degustaciones comenzó en Febrero cuando acompañé a la reconocida periodista británica Jancis Robinson en sus tastings temáticos en Argentina, y continuó a lo largo de todo el año a través de las catas dirigidas por las bodegas,  más mis entrevistas por Instagram a enólogos y sommeliers en el ciclo #Hablemosde Variedades.

Cierro el año con una visión amplia de la calidad y diversidad que ofrece Argentina. Agradezco a las bodegas, enólogos y viticultores que me permitieron concretar esta tarea, educándome y a través mío, a mis lectores y escuchas. Por este motivo decidí cerrar el año con una selección de vinos, que lejos ser una acabada puntuación tipo concurso, intenta simplemente aportar una mirada personal a lo que interpreto como grandes logros de la vitivinicultura local.

La lista da prioridad al Malbec. Los tintos están listados por Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon por un lado, luego Tintos de variedades no tradicionales y por último, los blends.

En los blancos he dividido la selección por Varietales y Blends de blancas. Finalmente se listan los vinos de la categoría Rosé y Dulces. La semana próxima publicaré una lista de espumosos recomendados para culminar el año.

MALBEC

 

Terrazas «Apelación de Origen» Los Chacayes 2017.

Ubicado a 1.200 msnm, la joya de Tunuyán brinda tintos de color intenso, aromas a frutos frescos, florales y especiados. En esta cosecha en particular, el Ph bajo le proveyó al Malbec buen potencial de guarda, acidez natural y equilibrio. El equipo enológico de Terrazas  logró domar los feroces taninos de Chacayes, obteniendo buena fluidez en boca. La acidez es acentuada y notable. La nariz expresa aromas a moras y grosellas, seguidas por notas balsámicas a tomillo y jarilla. Moderno y elegante, un verdadero dandy.

Argento Single Vineyard Finca Altamira 2018.

Fermentado en tanques de acero inoxidable, el 75% del caldo se guardó 10 meses en foudres de 5 mil litros; el resto en cubas de concreto. La concentración de las uvas provenientes de la propiedad de 25 hectáreas en Altamira se refleja en el «upgrade» que muestra este single vineyard. Complejo y con muy buena estructura. Si bien sigue siendo un Malbec moderno, con aristas, ácido y filoso, en boca marca la cancha; se percibe caudaloso, algo goloso, pero sobre todo con bastante pimienta negra y pimentón. Muy adecuado para acompañar platos con carnes y guisados calientes.

 

 

Finca La Anita Malbec 2017.

En la finca de Alto Agrelo (Luján de Cuyo), las vides que dieron origen a este delicioso Malbec fueron seleccionadas con cuidado para lograr un vino expresivo, franco y muy tomable. El Malbec 2017 de Finca La Anita explota en aromas: especias como la pimienta negra, pimentón, nuez moscada complementan el delicado bouquet de la fruta madura, mermelada de ciruelas y fresas; los 12 meses de guarda en barricas nuevas y de un año de uso de roble francés, aportan suaves notas a cacao y tabaco. Buen ataque dulce, en el medio de boca se perciben taninos masticables y jugosos; cero astringencia. El vino llena la boca de especias y carnosidad; estalla hacia los márgenes de la lengua con marcada acidez. Permanencia justa en el paladar, invita a beber toda la copa.

Gran Famiglia Malbec 2017 Bodegas Bianchi.

Con este ejemplar de Los Chacayes Bodegas Bianchi salió a marcar la cancha de lo que puede lograr en sus recientemente explorados terruños de Valle de Uco. Con Silvio Alberto a la cabeza – enorme conocedor de la zona- obtuvo un cosecha 2017 potente, expresivo y con gran potencial de guarda. Es un Malbec salvaje, que expresa muy bien lo indomable de Chacayes: oscuro, profundo, tanto en nariz como en boca. Frutas negras, trufas, notas terrosas y herbales. Una sólida columna vertebral con taninos marcados, algo secantes, pero si esto gusta o no dependerá del paladar. Buen dulzor, frescura, tensión y acidez. Está muy bien para beberlo hoy o esperarlo 5, 10 o 15 años.

 

Kaiken Aventura Malbec IG Chacayes Sur 2019.

Intenso color rojo con destellos púrpuras, en la nariz es ancho y generoso en fruta roja, pero también en flores y hierbas silvestres, como el tomillo y el poleo que se identifican fácilmente. En boca el tanino es turgente pero suave, se percibe algo de tiza en la textura, muy agradable. Viene en una finísima botella negra con tapa Stelvin Luxe.

 

 

 

 

Cadus, Finca Viña Vida Malbec 2014 Los Chacayes.

Un vino de 2014 vivo y expresivo como el primer día, y a su vez, maduro y elegante. Este exponente 100% Chacayes ha logrado la mejor expresión del terruño, frescura, estructura y delicadeza. En nariz es potente y expresivo, mostrando las bondades de una cosecha más fresca. Buena difusión en boca con fruta y acidez en buen equilibrio y desvanecimiento de taninos. Un vino actual para beber con estilo.

 

 

 

 

 

Chakana Vientre Malbec 2018 Paraje Altamira.

Orgánico. Sin SO2 añadido. Sin filtrar. Vegano. El vino pasó un año en barricas de roble alemán de 500 litros. «Aquí se puede degustar lo que el SO2 le hace al vino», asegura el enólogo Gabriel Bloise. De color rojo oscuro. En nariz expresa un apasionante abanico de aromas frutales silvestres. En boca, ligero, fino y elegante, pero con buena persistencia. Sólo 13%.

 

 

 

 

 

Cuvelier Los Andes Malbec 2017.

100% Malbec de Vista Flores. Rojo  muy profundo, con matices azules. Nariz a base de hierbas, sabrosa, sin dulzor obvio en absoluto. Taninos finos, con fruta suave y sofisticada. Un vino con mucha influencia de Burdeos, que se expresa en sus taninos finos y limpios. Prácticamente nada de azúcar residual. Es un vino seco, mucho más seco que la mayoría de los Malbec de Mendoza, y hasta podríamos decir recio, pero muy bien logrado.

 

Nieto Senetiner, Don Nicanor Single Vineyard Villa Blanca Malbec 2015.

100% Malbec de un viñedo viejo de 1 ha de Vistalba plantado sin injertar en 1900. Solo 4 a 5 000 botellas. En este lugar hay arcilla y también limo y canto rodado. Rojo profundo, casi negro. Picante e irresistible en nariz. Muy fino y aterciopelado con frescor. Sin sacrificar la madurez, presenta verdadera frescura floral al final. Aparecen también algunas las notas de té negro. Realmente un vino completo, complejo y distinguido. Tiene su alcohol, 15%.

 

 

Doña Paula, Alluvia Parcel Malbec 2017.

Un clásico de Gualtallary. Proviene de un viñedo especial plantado por Edy Del Pópolo. Vides adiestradas, como se muestra en la etiqueta. Levadura indígena. Todo el vino fue criado en barrica, la mitad en barricas nuevas. Carmesí inusualmente profundo. Nariz amplia, satisfactoria con cierta complejidad en las notas frutales. Acabado pedregoso. Muy buena y refrescante acidez. Un clásico que va mejorando cosecha tras cosecha.

 

 

 

CABERNET SAUVIGNON Y CABERNET FRANC

Tomero Cabernet Sauvignon 2018.

Finca Don Antonio ubicada a 1090 msnm en Los Arboles (Valle de Uco) es el lugar del cual Bodega Vistalba extrae las uvas para este Cabernet. Buena relación precio/calidad (ronda los 550 pesos argentinos), y por su estilo moderno: es fácil de tomar, jugoso y frutado. La nariz es amplia y generosa en pimentón dulce, pimienta rosa y fruta negra, tres de los principales descriptores de la variedad. La entrada en boca es dulce; buena acidez, con algún toque amargo típico de los Cab maduros (14.8% de alcohol). Sólo 20% se cría en madera, un tinto ágil, de taninos bien trabajados pero no demasiado marcados

Kaiken Ultra 2018.

Desde 2015 Kaiken no sólo obtiene todas las uvas de su viñedo propio en Vistalba sino que el 100% es Cabernet Sauvignon y se pasó a un uso más moderado de la barrica, de primero, segundo y tercer uso con tostados más suaves.
Rojo intenso casi negro, tiene una nariz amplia con notas especiadas como clavo de olor, pimiento verde y frutas maduras como la ciruela. En boca es agradable y equilibrado, con taninos que despiertan jugosidad, buena acidez y notas de eucalipto así como de pimiento, gracias a su cosecha temprana.

Zaha Toko Vineyard 2017 Cabernet Franc Paraje Altamira.

En Paraje Altamira (IG) buscaron los suelos con mayor cantidad de calcáreo para criar sus vides de Franc. Zaha (que en lengua huarpe significa corazón) tiene mucho de sanguíneo desde su color, rojo sangre intenso; un exponente el que encontré un descriptor difícil de hallar, la trufa. Expresivo, aromático, perfumado con especias y pimienta blanca, la barrica (sólo en un pequeño porcentaje de primer uso) aporta ahumados. Mucha fruta negra ácida, arándanos, moras, un medio de lengua espectacular, el líquido permanece largo tiempo en la boca y permite un segundo disfrute. Taninos sedosos y a la vez turgentes. Dulzor y acidez en perfecto equilibrio. Un señor Cabernet Franc, para beber ya o guardarlo 10 años.

Particular Cabernet Franc 2018  Bodegas Bianchi.

Las uvas provienen de la Finca Enzo ubicada en Los Chacayes (Tunuyán 1300msnm). En esos suelos pobres en materia orgánica, con gran cantidad de cantos rodados, las raíces de la planta se hunden buscando alimento y toman del calcáreo ubicado a mayor profundidad muchos de estos nutrientes. Me gusta mucho este vino, no es el epítome de la delicadeza, pero lo es de la expresividad. Un vino para compartir con amigos o con un amor en una noche de chimenea y filosofía. La nariz es súper perfumada, expresa flores azules y justo luego comino, pimienta rosa, nuez moscada, tomillo y mentol. Super carnoso, equilibra muy bien dulzura y acidez. Taninos arenosos que le otorgan una generosa textura y amplia permanencia en boca.

Eggo Franco 2018  Zorzal Wines.

Zorzal es una bodega que prácticamente colonizó Gualtallary, la tierra de donde vienen estas uvas a 1350 metros de altitud. Aconsejo abrir la botella al menos una hora antes de beber, ya que recién allí comenzará a desplegar los aromas que encierra: sangre, carne, fruta roja fresca, flores y notas de grafito y azufre. En boca se desparrama llenando el paladar, poderosa caudalía, taninos firmes y masticables, algo desafiantes al principio, pero de a poco van cediendo y son jugosos. Un cóctel de fruta roja ácida que exige profundizar en la copa. Para beberlo ya o guardarlo 5 años.

 

 

Rutini Single Vineyard Gualtallary 2016.

Top ten entre los Cabernet Franc del mundo para Decanter, 100% Cabernet Franc argentino de Gualtallary. Proveniente de un viñedo único, el vino permaneció 12 meses en barricas de roble francés de primer y segundo uso. Así logró este notable bouquet, en una primera capa delicados aromas a menta, mentol y eucaliptus. Luego llegarán las flores, las especias, el pimentón dulce, con agregados de aguaribay y pimienta negra y blanca. El paso por boca está marcado por la textura y la persistencia, taninos amables pero súper presentes. Es un vino envolvente, distinguido y elegante, con sólo 14 grados de alcohol. Para descorchar una botella hoy y guardar algunas otras para apreciar cómo maduran con el tiempo.

 

Trapiche Gran Medalla Cabernet Franc 2017.

Proveniente de Finca El Milagro (Eugenio Bustos) de un viñedo propio de Trapiche, ubicado en El Indio, zona próxima a declararse como IG por el INV. Son plantas de 10 años. Viñedo plantado de Norte a Sur. Se usan clones que dan racimos pequeños de bayas chicas. Se vinifica en piletas de cemento más algunos roll fermentor, la uva ingresa fría a 10 grados y se aprovecha esa temperatura para la maceración pre-fermentativa. El vino termina de madurar tras 18 meses en roble francés en barricas nuevas y de segundo y tercer uso. El resultado: un vino pulposo, caudaloso, de taninos firmes, algo rugosos, masculino y personal. Mucha fruta negra fresca y ácida, notas de tabaco, regaliz, tomillo y manzana verde. Claramente de guarda.

 

Pulenta Estate Gran Cabernet Franc 2017.

Los Pulenta tienen vides de material precioso en Finca La Zulema en Agrelo (plantados por Don Antonio Pulenta en 1992). Con el sistema de poda Guyot logran frescura diferencial y producción equilibrada. El otro secreto es el punto de cosecha, algo más temprano que antaño. Indudablemente un Cabernet Franc de alcurnia, distinguido por sus tonos rojos vivaces en un fondo negro y profundo; nariz refrescante y perfumada, destacan el pimiento morrón y la pimienta blanca sobre un fondo de mentol fuerte. Mucha fruta negra y roja, en boca, que permanece largo tiempo por el grosor del líquido que hace peso en el medio de la lengua y derrama cosquillas hacia los costados. Los taninos acarician el paladar. Perfecto balance entre acidez y dulzor. Evolucionará bien en botella (bien estibado) 15 años o más.

 

BLENDS DE TINTAS

Perdriel Vineyard Selection 2015. Bodega Norton

Blend de Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot. Las tres variedades se cosechan  manualmente. Fermetan con levaduras nativas, y se hace una crianza 100% en barricas nuevas de roble francés durante 16 meses, pasando por 12 meses en botella. Un vino con gran capacidad de guarda. Producción limitada de 4000 botellas.  Nariz  muy compleja, si bien aparecen en primer lugar los aromas de terciarios, chocolate negro y tabaco, la nariz es amplia, se distingue la fruta, las notas del Malbec como cereza, ciruela y cassis, y del Merlot las flores azules y especias con un toque de pimienta blanca del Cabernet Sauvignon. En boca los taninos están marcados, dan estructura y a su vez tienen redondez. La acidez está presente y realza el medio de boca, buen volumen sin embargo no es un vino “pesado” sino un gran blend fresco y muy frutado.

Salentein, Pyros Special Blend 2014 Valle de Perdernal

70% Malbec, 22% Syrah, 8% Cabernet Sauvignon del preciado valle sanjuanino. Suelo de piedra caliza a 1.400 m. 22 meses en barrica (70% roble americano) y un año en botella antes de su salida. Tonalidades resplandecientes, rojo carmesí. La nariz presenta muchas capas de aromas que se van revelando con el tiempo. En boca es cremoso, envolvente y al final es ligeramente salino. Un vino con taninos masticables, muy atractivo. También tiene  mucha vida por delante. 14,2% de alcohol.

 

 

 

Tapiz, Las Notas de Jean Claude 2013.

95% Merlot, 0,5% Petit Verdot, 2,5% Cabernet Franc, 2% Cabernet Sauvignon. Todos los components provienen de la finca propia de la bodega en San Pablo (Valle de Uco). El vino principal de Jean-Claude Berrouet (ex gerente enológico de Petrus) en Mendoza, El merlot es por supuesto, su principal componente, y  expresa en nariz una amplísima gama de descriptores (cassis, grosellas, moras). Luego notas dulces y también saladas en el paladar. Verdadera tensión y dulzura en equilibrio. Los taninos todavía son bastante obvios en el paladar. Final de tinta china sobre fruta dulce al estilo de Pomerol. Beber hasta 2030.

Susana Balbo, Nosotros Sofita 2015 Los Chacayes

80% Malbec, 20% Petit Verdot. Rico y pulido en nariz, tiene destellos de fruta negra ácida, fruta roja madura, flores azules y también algunas notas de flores silvestres. Muy refinado. En boca tiene la trilogía perfecta; volumen, estructura y taninos sedosos, más la acidez que levanta y refresca. Listo para beber, pero se puede guardar 5 años más.

 

 

 

 

Magma 2016. Bodega Corazón del Sol.

Malbec 62%, Cabernet Franc 13%, Merlot 13%, Cabernet Sauvignon 12%, una edición limitada de sólo 2.500 botellas. Elaborado a partir de lotes únicos en Los Chacayes /VDU a 1.100msnm. La nariz explota en aromas a frutos del bosque como grosellas, cassis y cerezas, con una nota dulzona que recuerda a días soleados a la vera de un lago en el sur argentino. En boca, algo más desafiante, tiene algunas notas verdes y salvajes. La marcada acidez y los taninos vigorosos, sin embargo, descansan en un colchón de buena caudalía. Ideal para acompañar carnes de caza y ahumados. Para beber ya o esperarlo otros 5 años.

 

 

Lejanamente Juntos 2016. Bodega Trivento.

Un blend Malbec- Merlot del que sólo se elaboran 4.800 botellas. Compuesto por 83% Malbec de Vistalba y 17% Merlot de Ugarteche de viñedos de bajos rendimientos: la fermentación se practica en tanques de acero inoxidable y la maloláctica en barricas. Guarda de 15 meses en cubas de roble de 1er y 2do uso por 15 meses. Nariz elegante y delicada, mucha fruta negra, moras y grosellas; en boca es expresivo, la acidez realza los aromas y la textura delicada de taninos, jugoso, fresco y bebible. Está listo para beber, y sin duda bien estibado envejecerá maravillosamente.

 

 

 

Lote Negro 2017. Bodega Norton.

El corte promete convertirse en el clásico de Valle de Uco, 60% Malbec 40% Cabernet Franc. Todo en él es “negro” desde la tonalidad del líquido hasta la etiqueta, lo que le da un extra de misterio. En nariz es delicadamente perfumado; expresa las notas florales del Malbec y las especiadas del Cabernet Franc. Pero lo que verdaderamente tiene “punch” es la boca; una bomba de fruta negra que alcanzó su punto justo de madurez, jugoso y ancho, taninos arenosos, acidez que exacerba lo mejor del vino y le permite un prolongado y palatable final. Para beber ya o dentro de 10 años. Precio sugerido: $1800.

 

 

Varúa 2017. Bodega Finca La Anita.

Un corte particular, en su mayoría Merlot (40%) y Syrah (40%) con un 20% de Cabernet Sauvignon. El corte proviene de lotes seleccionados en la finca propia de Agrelo. Guarda de 15 meses en barricas de primer uso de roble de Allier. Notas a guinda y grosella típicas del Merlot, especias como la nuez moscada y la pimienta negra del Syrah y el infaltable pimiento rojo del Cabernet. Un bouquet complejo y agradable. En boca es una bomba de fruta con notas ahumadas y licorosas. Un blend estructurado y robusto, aunque elegante. Taninos Un ejemplar preparado para guardarlo al menos 10 años.

 

Henry Gran Guarda Nro 1 2017. Bodegas Lagarde.

A partir de vides de bajo rendimiento de viñedos propios en Gualtallary, Mayor Drummond y Perdriel, se crea este corte Malbec 38%, Cabernet Sauvignon 28%, Cabernet Franc 20% y Syrah 14%. Las uvas se vinifican por separado y luego se crea el corte con lo mejor que encuentran en cada cuba. La guarda es de 24 meses en barricas de primer uso más estiba de 12 meses en botella. Conserva algo del estilo “Viejo Mundo”, en particular en nariz. El backbone de este vino es el Cabernet Sauvignon que marca su presencia en la estructura; especias aportadas por el Syrah, fruta negra ácida del Malbec y delicada presencia mentolada del Cab Franc. Para beber ya y en 10 años más. Sólo 9mil botellas.

 

 

Cheval des Andes 2017. Bodega Cheval des Andes.

Fruto de la unión entre el «Premier Grand Cru Classé A» de Saint-Emilion: Château Cheval Blanc y Terrazas de los Andes, nació Cheval des Andes a los pies de la Cordillera de los Andes, en el distrito Las Compuertas. Actualmente, el corte está compuesto por Malbec y Cabernet Sauvignon (el Cab Franc se desterró) y tiene una pizca de Petit Verdot. En la cosecha 2017 (que obtuvo 100 puntos del crítico James Suckling) se perciben cambios de estilo. La elegancia sigue intacta, pero aparece más la fruta fresca. La ecuación logró un buen balance entre acidez, fruta y estructura. Este vino tiene curiosidades, además, como que usa levaduras congeladas que traen desde Francia (una cepa de Cheval Blanc) y que se realiza un test a cada corcho que se usa. Un caballero francés.

Doña Paula Altitude Series 1350 2018.  Bodega Doña Paula.

50% Cabernet Franc – 45% Malbec – 5% Casavecchia. Las uvas provienen del viñedo Alluvia, Gualtallary, a 1350msnm, de allí su nombre. Martín Kaiser, viticultor reconocido, eligió cuarteles dentro del célebre viñedo para elaborar un ejemplar que exprese lo mejor de las dos principales variedades; del Cabernet Franc, lo floral y lo especiado, del Malbec la fruta negra y ese bello aroma a hojas secas que aporta el Casavecchia. La prevalencia de aromas a flores silvestres y azules le otorgan a este vino una nariz muy delicada. Es rojo profundo, casi negro, de entrada dulce se escurre fácilmente por la lengua, logrando un persistente final. Taninos perfectos, redondos y aterciopelados, con algo de arenisca propia del suelo calcáreo. Acidez justa, que realza frescura e invita a seguir bebiendo. Para descorcharlo hoy o esperarlo 5 años.

 

OTROS TINTOS

Domaine Nico, Le Paradis Pinot Noir 2016 Valle de Uco.

El proyecto personal de Laura Catena está en Gualtallary. Allí plantó clones de Dijon a 1,500 msnm en el año 2011. El enólogo Luis Reginato y su equipo trabajaron el Pinot Noir fermentando en foudres nuevos que ayudaron a dar redondez y delicadeza. Color rojo rubí medio, en nariz encontramos fruta roja, fruta negra, algo de coco, guinda y aromas a violeta. Es un Pinot delicado, fresco, liviano y bebible. Acidez presente y marcada. Listo para beber. Sólo 13 grados de alcohol.

Escala Humana, Livverá Béquignol 2019

Con uvas de El Zampal, Germán Masera logró hacer un vino excelente con esta variedad francesa antigua, desconocida en Argentina, en su búsqueda de rescatar el material originario de viñedos de pequeños productores, para evitar que desaparezca de Valle de Uco. Si bien el color es rojo pálido, lo interesante de este vino es la nariz; muy perfumada, especiada, con notas a pimienta negra, frutilla y frambuesa. La acidez está presente pero no tan marcada. Muy fácil de beber, original y a buen precio.

 

 

Desquiciado Garnacha 2019. Desquiciado Wines.

La Garnacha de Desquiciado se elabora en pileta de cemento con epoxi, luego pasa a pileta de cemento franqueada con tartárico, no tiene contacto con roble y está co-fermentada con Syrah de racimo entero, y un toque de Malbec. Desde el color, bordó intenso con destellos negros, hasta el grosor esta Garnacha promete. La nariz es predominantemente dulce y aparecen notas florales. Es en boca donde este vino lo da todo, una Garnacha golosa, que seduce la lengua y se escurre hacia cada rincón del paladar; es pura fruta roja con taninos untuosos, un caramelo que se deja saborear, rico y fresco, hace que la copa se vacíe rápidamente.

 

 

Cordisco 2019 edición limitada. Proyecto las Compuertas. Durigutti Family Winemakers.

No esperes un vino intenso en color, este tiene tonalidades suaves, con destellos guinda súper atractivos. En la nariz, estallan los aromas a hierbas como el tomillo y el romero y, lo más notable, aromas a fardos de pasto seco, una fragancia tan característica del campo mendocino que me llevó de un tirón a la niñez. Girás un tiempo más la copa y aparecen notas a frambuesa y helado de frutilla. Jugoso y refrescante, liviano pero con buen medio de boca. Se deja paladear y exige terminar la copa para servirse una más. Para beber con amigos en la pileta, o bien en un día lluvioso y frío acompañado de un rico chocolate amargo.

Zolo Black Petit Verdot 2014. Bodega Zolo

Proveniente de sus viñedos propios en Agrelo y La Picada (Tupungato), Fabián Valenzuela se animó a trabajar al Petit Verdot como monovarietal en bodega Zolo. Te acordás del chicle Bazooka? Si tenés más de 40 seguro que sí, y sino pensá en esencia de frutilla. Esta es la nota que sobresale en este PV, que tras girar mucho la copa da lugar a aromas más serios, como los balsámicos. Un vino corpulento, impenetrable, masculino, pura estructura y voluptuosidad. Demora 6 años en salir al mercado y sólo se elabora si la cosecha es sobresaliente (hoy están en estiba las cosechas 2015 y 2017). Precio sugerido: $1400.

 

 

 

BLANCOS VARIETALES

Catena Zapata, Adrianna Vineyard White Stones Chardonnay 2017

Del preciado viñedo marcado con la piedra que lleva su nombre en Gualtallary, Adrianna, este Chardonnay premiado merece su fama. Elaborado con un clon de Dijon (Francia) utiliza la técnica de levadura flor para lograr textura y acidez. Permanece debajo de este fino velo que se forma en la barrica a la que se deja merma, para que se forme el hongo, 16 meses.

Un blanco explosivo en aromas, destacan los duraznos y damascos, las notas cítricas y también algo de mineral (piedra de fusil) en la nariz. En la boca, súper refrescante y vivaz, permanece largo tiempo. Para beber ya o hasta en 10 años. Sólo 12.9%

 Mendel Semillón 2019 Paraje Altamira

Roberto de la Mota utiliza uvas de un viñedo propio a 1.100 msnm en Paraje Altamira, plantado en 1955 sin injertar. La primera añada de este vino fue la 2009. El 20% se fermenta en grandes barricas nuevas de roble francés. El resultado es un vino color amarillo intenso, reconociblemente ceroso. En nariz destacan las notas clásicas del Semillón, como el heno, la pera, la piña y algunos terpenos suaves. Es un blanco apetitoso, con carnosidad y estructura. Realmente se abre al final. Maravillosa textura satinada. Sólo 13,3%

Otronia, Block 3 & 6 Chardonnay 2017

Originario de Sarmiento en la provincia de Chubut donde está la bodega construida por el magnate Alejandro Bulgheroni. 100% Chardonnay. Esta es la plantación más austral del mundo a 45,33 ° sur. La bodega presentó este año sus vinos debut. Este Chardonnay soportó viento y bajísimas temperaturas. Además fue trabajado de forma orgánica en viñedo. En bodega fermentó  en foudres y allí permaneció por 16 meses con remouage sobre lías. Se puede describir como un vino verde.  Ligeramente ahumado, logra una gran textura y frescura en boca. Construcción adecuada y sutileza. Sólo 13,8%

 

Desquiciado Pinot Gris 2019.

Un blanco vertical con acidez marcada, con un 12% de Chardonnay y 3% de Sauvignon Blanc, que le brindan mayor volumen de boca y notas cítricas. Tonalidad, levemente rosada. En nariz, aromas terpénicos a full (miel, caramelo) más flores de azahar; en boca súper resfrescante, divertido y envolvente

 

 

 

 

Rutini, Apartado Gran Chardonnay 2017 Valle de Uco

Oriundo de Gualtallary. 90% Chardonnay, 7% Sémillon, 3% Pinot Gris. Mariano Di Paola decidió fermentar y criar este vino en barricas de roble francés nuevas, donde permaneció por 12 meses.  Pese a toda esa madera, la nariz conserva las notas minerales  del Chardonnay de Gualtallary, así como las notas frutales cítrícas de pomelo rosado, típicas de la zona. Pedregoso y masticable. Tiene estructura y volumen de boca. Si bien es un Chardo con madera, es mucho más refrescante que muchos Chardonnays de California. Para beber ya o en cinco años más.

 

BLENDS DE BLANCAS

Lágrima Canela 2018. Bodega Bressia.

Inspirado en los grandes blancos de Chablís, Walter Bressia decidió hacer un blend Chardonnay 70% Semillón 30%  fermentado y criado en barricas de roble francés y americano durante 10 meses. A esto se suma la buena materia prima de Tupungato, a 1100m a nivel del mar, y la madera de calidad que usa Bressia. El producto final es un blend refinado, que tiene una nariz muy compleja en la que destacan notas a heno, membrillo, banana y mango. El vino hace maloláctica en barricas, generando ancho de boca y excelente untuosidad. Un verdadero dandy. Para beberlo ya o esperarlo 5 años. Edición limitada de 3.500 botellas.

Luigi Bosca Del Alma 2018.

El corte de la cosecha 2018 es Chardonnay, Sauvignon Blanc, Viognier y Riesling de  Maipú y Luján de Cuyo. El vino no hace fermentación maloláctica y se guarda durante cuatro meses con borras finas para protegerlo del oxígeno, y ganar grasitud y untuosidad enboca. En nariz predominan las notas florales y dulces del Chardonnay y el Viognier, duraznos y damascos frescos, piña y melón. En un segundo plano aparecen las notas minerales del Riesling, el pomelo del Sauvignon Blanc y ese sabor a pan casero que aportan las levaduras; en boca la acidez es marcada. Hay tensión y textura. Buena caudalía y persistencia en el paladar. Es vino que refresca y a su vez, sugiere complejidad. Para beberlo hoy o esperarlo hasta tres años más.

Proyecto Hermanas White Blend 2019. Bodega Lagarde.

De viñedos propios de  Gualtallary, Mayor Drummond y Perdriel, el 2019 es en su mayoría Viognier, con una porción de Semillón y una pizca de Sauvignon Blanc. A la vista es amarillo verdoso; en nariz expresa fruta blanca, peras, duraznos, una delicada nota de té verde y la característica nota dulce del Viognier. Es un vino fragante, perfumado, femenino. En boca aparecen la acidez cítrica del Sauvignon Blanc y la estructura del Semillón. El 80% de la fermentación se hizo en barricas de roble francés, aportando volumen. Para beber hoy o guardarlo 5 años. Partida limitada de 1500 botellas

 

 

DULCES

Luigi Bosca Gewürztraminer. Selección de Granos Nobles 2019

La selección de “granos nobles” de Gewürztraminer proviene de Finca El Paraíso. Son viñedos de 50 años de antigüedad. En nariz sus notas cremosas definen el varietal. Un vino medianamente dulce y botritizado, perfumado y especiado tanto en nariz como en paladar, con notas levemente picantes. Muy bebible y jugoso. Sólo 12.5% de alcohol.

 

 

 

 

Terrazas de los Andes, Single Vineyard Petit Manseng 2016

En  Eugenio Bustos, Terrazas tiene un viñedo de 10 hectáreas de Petit Manseng, El Yaima, cuyas vides fueron implantadas en 1999. De fruta botritizada, es un gran ejemplar de un dulce equilibrado. Excelente acidez, un vino amigable que, como dice Jancis Robinson, eclipsaría a muchos de los vinos de Jura.  Muy bien balanceado y construido en el trinomio estructura- acidez- dulzura.  Un great value con 13.1% de alcohol.

 

El Esteco Torrontés tardío 2018.

Este se obtiene a través de una pasificación de la uva secada al sol; cuando se obtienen 32 grados briggs en la uva, se realiza prensado tradicional, desborre previo y durante la fermentación se produce – por la gran cantidad de azúcar- una parada espontánea con 17 grados. El vino termina con 100 gramos de azúcar residual y 13,6 de alcohol, para pasar por barricas durante un año. Así se obtiene un Torrontés aromático de aromas a caramelo y miel, pero a su vez bastante ácido en boca lo cual lo hace muy bebible.

 

 

ROSADOS

Casa Boher Rosé 2020.

Un rosé con tres variedades, dos de prensa, Merlot y Pinot Noir y una de sangría, Malbec. Tiene personalidad:  nariz fresca, en la que aparecen algunas notas licorosas; en boca lo primero que marca la diferencia es el delicado dulzor, dado por la azúcar residual. Ojo, no es un vino «dulce» en el estricto sentido de la palabra, y tampoco un rosé seco, tiene un poco de ambos mundos.  Buen volumen de boca, notas a cassis y licor de cherry, permanece largo tiempo, y se deja paladear a la vez que refresca. Sólo 12.8 de alcohol.

Doña Paula Rosé 2020.

Fue el primero del año, un rosé “nouveau” de uvas Malbec cosechadas tempranamente. Es un vino de prensa, elaborado como blanco. El  Malbec proveniente de la finca El Alto, Ugarteche, Luján de Cuyo, se caracteriza por una nariz dulce, con presencia de flores y terpenos, más algunas notas herbáceas. Hay buen tanino en boca, un vino de marcada acidez, pero no desequilibrada. Fresco y muy bebible. Versátil.

 

 

 

Tomero Rosé de Pinot Noir 2020. Bodega Vistalba.

Elaborado con el sistema de prensado con uvas de finca Don Antonio en Tunuyán (Valle de Uco), Nariz ancha y expresiva; hay durazno, banana y notas cítricas. Se percibe un poquito de carbónico que se ha dejado para realzar la boca, un vino de notable volumen logrado gracias al contacto post fermentación con las lías. Notable textura, acidez marcada y permanencia en boca. Ideal para acompañar comidas frescas de verano, pero también quesos y carnes.

 

Rosé S´il vous plait 2019. Bodega Pulenta Estate.

100% Merlot de prensa de la finca de Valle de Uco. El resultado es un rosé muy pálido con destellos dorados; en nariz notas a melón, damasco, albaricoque, y algo de cítrico. Con 13.1 de alcohol marca presencia en la boca con notable caudalía. Los taninos, el dulzor y la acidez empujan la permanencia en el final de boca, generando una divertida sensación entre dulce, picante y especiada. Ideal para acompañar una buena pasta con mariscos, un sushi o un rissotto con hongos.

 

Rincón Famoso Rosé Malbec- Pinot Noir 2020. Bodegas López.

Una de las etiquetas más clásicas de Argentina (data del año 1927) se aggiornó a través de este rosado que añadió al clásico Malbec un porcentaje de Pinot Noir y un cambio de etiqueta. El Malbec proviene de Agrelo y el Pinot Noir de Tupungato, ambas fincas propias. Un vino gastronómico, con buen volumen de boca y persistencia, aromas a caramelo de frutilla y a flores blancas, además de ciertos ahumados. Sólo 12.9 grados de alcohol. Tapa a rosca.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.