En el top 5 de los jugadores de vinos espumantes a nivel nacional está Nieto Senetiner, uno de los sostenidos líderes de la categoría en Argentina. El 60% de sus ventas están orientadas al Brut Nature, un vino espumoso que ronda los 500 pesos (precio sugerido al público) y que marcó tendencia y estilo a partir del año 2000.

En esta época del año en que los espumantes son protagonistas, entrevistamos a Roberto González, gerente enológico de Nieto Senetiner, para hablar de mercado, viticultura, variedades, y otros temas que atañen a los vinos espumosos.

¿Cuál es la razón del éxito del Brut Nature de Nieto Senetiner, cuando el argentino generalmente prefiere el Extra Brut?

La razón es el estilo, en el aspecto visual el color asalmonado fue innovador en el mercado a partir del año 2000. Más tarde ego nos siguieron otras bodegas, pero indudablemente fuimos pioneros. También fuimos pioneros en elaborar un espumante Blanc de Noir a base de uvas tintas: nuestro Brut Nature es 87% pinot noir y el 12% Malbec, elaborado con método Charmat.

Nunca fue fácil elaborar espumosos con Malbec, ¿cómo lo trabajás para que sea delicado?

Fuimos creando nuestro estilo de elaboración. Hasta el 2000 veníamos trabajando con un estilo más francés, con el Pinot blanco (se refiere al Chenin) y el Chardonnay. A partir de aquel año decidimos encontrar nuestro propio camino; el tratamiento de mostos y vinos bases es fundamental, no se le hace una decoloración y también se trabaja con la menor cantidad de bentonita posible para evitar la desproteinización. También somos muy rigurosos en la temperatura de fermentación a 15 grados y no hacemos maloláctica.

Además, en los últimos 15 años en lugar de usar nuestras uvas de Agrelo, nos hemos ido a Valle de Uco buscando frescura, un PH natural más bajo. En este caso las uvas se cosechan a 3.10 a 3.30 de PH.

¿Cómo impactan esos PH más bajos en la evolución del vino en botella?

Tanto el Pinot como el Malbec de Phs más bajos, hacen que se mantenga la fruta en el espumoso por más tiempo. La levadura a diferencia de lo que hacen los franceses, debe estar por debajo de la fruta y la frescura para nosotros. Españoles y franceses buscan mucho la nota a levadura, para nosotros  es al revés, las levaduras deben notarse muy de fondo. Además el Malbec aporta volumen y grasitud, que es una característica esencial de este espumante.

Se dice normalmente que a los espumantes hay que tomarlos en el año. ¿En este caso podemos esperarlos un poco más?

Sí, hay más longevidad en botella, las zonas más frías nos permiten corregir menos acidez, utilizar menos tartárico, y esa acidez no sólo es más elegante, sino más permanente en el tiempo.

Verán que nuestros vinos no detallan la cosecha,  pero este vino del año se puede disfrutar tranquilamente hasta 2022, aparecerán tal vez un poco más las notas de la levadura y un poquito menos la fruta pero estará perfecto para beber.

¿Cuáles han sido para vos las mejores cosechas en los últimos 10 años para los vinos espumosos?

Las mejores (las llamadas millesimés) fueron 2013 y 2016, más frescas, más lluviosas. En el caso de los espumantes, además, la relación de productividad es inversa a la del vino, porque se busca la madurez de la pulpa no de las pieles, y se tiene que lograr equilibrio entre acidez y el azúcar, por eso es muy diferente a un vino.

¿Cómo venía performando la venta de espumantes antes de la pandemia, cuando bajó por la desaparición de las fiestas y diversión nocturna?

La caída fue notable este año, pero hace tres años que viene cayendo la venta en la categoría. Venía creciendo hasta 2017 y luego comenzó a bajar. El motivo es que sigue siendo un producto aún demasiado ligado a los eventos festivos y a la noche. Aún nos falta asociar más los espumosos a la gastronomía. Son pocas las empresas que nacen del mundo del espumante y ponen el acento en la categoría, la mayor parte nace del mundo del vino y se involucra en el espumante.

En el caso de Nieto Senetiner, ¿podrías decir que el negocio vinos tranquilos- espumantes está bastante equilibrado?

Si bien es una unidad de negocios independiente, no llega a independizarse como es el caso de otras bodegas de la competencia, sí hacemos foco y análisis diferenciales de vinos y espumantes.

¿Actualmente exportan a otros países?

Se exporta a países limítrofes como Perú, Brasil y Uruguay:  algunas cajas salen ocasionalmente a Reino Unido.

Si hablamos de calidad, ¿cómo evaluás la posición de Argentina con respecto a otros elaboradores del mundo?

Yo diría que son muy buenos, hay algunos incluso excelentes, si nos comparamos con espumosos del Nuevo Mundo diría que son excelentes incluso mejores que los de Chile, porque tenemos uvas como Chenin o Pinot Noir en volúmenes para elaboración de espumosos, y ellos si bien tienen muy buenos Pinot Noir no tienen volumen. Si los comparamos con Brasil, es al competidor que hay que mirar muy de cerca sobre todo en los blancos de blancas, que son de excelente calidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.