Argentina exportó en los siete meses de 2020, 237,4 millones de litros de vino (+46,3%). Estas cifras suponen que se exportaron 75,1 millones de litros más con respecto al mismo período del año 2019, según el Anticipo de comercialización a mercados externos publicado hoy por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

De los 237,4 millones de litros de vino exportados, 112,5 millones (47,4%) corresponden a vinos fraccionados (+3,4%) y 124,9 millones (52,6%) son vinos a granel (+133,6%). Se exportaron 140,6 millones (59,2%) de litros de vinos varietales (+20,2%), 95,4 millones (40,2%) de litros de vinos sin mención varietal (+118,6%) y 1,3 millón (0,6%) de litros de espumosos (-14,1%).

Las exportaciones de mosto concentrado en lo que va del año, en tanto, ascienden a 76.097 toneladas, un 8,7% más con respecto al mismo período del año anterior.

El dato surge en un momento en el que hay fuertes debates sobre el valor de los vinos argentinos,  principalmente entre Bodegas de Argentina y los sectores de la industria alineados en COVIAR.

Hace algunos días Bodegas de Argentina envió un comunicado en el cual analiza la «preocupación» del sector exportador por la mayor caída de facturación en 5 años, y políticas que atentan contra la «premiumización» sobre todo en mercado interno, debido a las fuertes promociones que se han dado en los últimos meses para mover más las ventas de vino on line, con la caida del canal HORECA.

«Si bien los volúmenes crecieron en mayor o menor medida, es más contundente lo que han caído los precios, por ende, la facturación total y el valor agregado también, que es lo que realmente cuenta a la hora de analizar la situación del sector que, sin dudas, no es bueno. De la facturación sale la inversión y el empleo, no de las cajas vendidas a un precio más bajo en promedio» señalaron en el comunicado.

Estos datos fueron arrojados por el Centro de Estudios Económicos recientemente fundado por Bodegas de Argentina, la cámara vitivinícola de República Argentina con más de 250 bodegas socias.

En el último año cerrado en mayo, han sucedido transformaciones muy importantes originadas en cambios sustanciales de las variables macroeconómicas: ingreso de los consumidores, tipo de cambio y tasas de interés, principalmente.

En este sentido, Patricia Ortiz, presidente de Bodegas de Argentina dijo: “Veo con preocupación la caída del precio promedio y por ende de la facturación, la falta de premiumización en los mercados externos y la agresiva promoción en el mercado interno”.

No obstante se reconoció que en exportaciones  «gracias a un mejor tipo de cambio, se observó un aumento suave del 1,2%» aunque sostuvieron que que no pudo compensar lo sucedido en el mercado nacional donde según los datos de BA la facturación cayó 11%.

El panorama mundial

Lo que sucede en Argentina en cuanto al cambio volumen- valor está sucediendo también en los principales países del mundo, según datos de aduanas de más de 80 países analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv).

En un reciente informe conocido esta semana el OeMV señaló que el vino envasado lideró las exportaciones mundiales en el interanual (periodo de 12 meses) con 5.525 millones de litros (+1 millón) y 21.722 millones de euros (-220 millones), el 53,4% del volumen y el 69% del valor total, a un precio medio de 3,93 €/litro (-4 céntimos).

El vino espumoso gana bastante cuota como segundo vino comercializado en valor con 6.503 millones de euros (+132 millones), el 20,7% del total, seguido de lejos por los 2.465 millones del granel (-126,6 millones), que supuso el 7,8%. Sin embargo, el granel sigue muy por delante en volumen con 34 millones de hectolitros (+1,53 millones), una tercera parte del comercio mundial de vino, seguido por los 930,4 millones del espumoso (+22,4 millones), que representó el 9%. Esta diferencia de cuota radica en los precios medios, muy superior para el espumoso, con 6,99 €/litro (-3 céntimos) que para el granel, con 72 céntimos (-8 cts.).

Por otra parte, la exportación mundial de vino en formato bag-in-box se situó en estos 12 meses en los 392 millones de litros (-40 millones) y en los 622 millones de euros (-11,6 millones), el 3,8% del volumen y el 2% del valor total, a un precio medio de 1,59 €/litro (+12 céntimos).

España, Italia y Francia, los tres principales proveedores representaron el 55% del volumen y casi el 60% del valor total de vino exportado a nivel mundial en el interanual a marzo de 2020.

Pese a que apenas creció en valor, Argentina fue el que más lo hizo en volumen (+18%) y gana bastante relevancia en el comercio mundial de vino con 312 millones de litros, 47,8 millones más, gracias principalmente al excelente aumento del granel (sobre todo a España en los primeros meses de 2020).

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.