Bodegas Bianchi continúa renovando su portfolio de marcas y presenta un nuevo varietal de alta gama, pensado para acompañar a los reconocidos Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot  de la línea “Bianchi Particular”. Se trata de un Cabernet Franc
-una variedad con personalidad que hoy se ha convertido en la favorita de muchos consumidores-   elaborado con uvas de viñedos propios que la familia Bianchi posee en Los Chacayes, Valle de Uco.
“De cada dos plantas de nuestra finca se obtiene una botella de Bianchi Particular Cabernet Franc”- asegura Silvio Alberto, Chief Winemaker de Bodegas Bianchi, sobre este vino que fue recientemente calificado con 91 puntos por James Suckling, el conocido crítico de vinos de EE.UU.
“Los Chacayes es un terroir reconocido por sus grandes cualidades para la producción de vinos de alta gama. Entre ellas, la marcada la amplitud térmica diaria que permite obtener una maduración perfecta y la composición del suelo que entrega notas minerales a sus vinos. Estas características hacen de este Cabernet Franc un vino de gran complejidad y estructura”- anticipa Silvio Alberto y agrega: “Este nuevo varietal se presenta con una intensidad aromática notable donde se destacan los frutos negros y rojos junto a especias dulces, notas a vainilla y ahumado. Posee también una potente expresión en boca, característica que sólo se logra cuando se encuentra el terroir adecuado para desarrollar a pleno su potencial.” 
Esta primera partida de Cabernet Franc, una edición limitada de la cosecha 2016, se presenta luego de 12 meses de crianza en barricas de roble francés, ofreciendo al consumidor la posibilidad de adquirir un vino de excelencia que forma parte de la línea “Bianchi Particular”, una selección de vinos que históricamente pertenecieron a la cava privada de la familia, por sus cualidades sobresalientes.
Esta ampliación de línea incluye también el rediseño de su imagen, brindando a través de su nueva etiqueta mayor información a los consumidores sobre atributos importantes como el terroir y el origen, al tiempo que gana en visibilidad, al aumentar su tamaño, e introduce además el concepto “Family Estate Grown” que remite a la procedencia de las uvas, cultivadas en la finca familiar de Los Chacayes, donde este varietal logra cualidades únicas.
En este proceso de renovación de packaging, “Bianchi Particular” consigue también unificarse con el resto de las etiquetas de la bodega para ser reconocidas dentro de un mismo patrón, como marca global, tanto para Argentina como sus mercados del exterior.
La nueva y anterior etiqueta de la línea “Bianchi Particular”
Este cambio se inscribe en un proceso más amplio que comprende la presentación de la nueva imagen de la bodega, representada en identidad corporativa más actual. Esta nueva comunicación incluye en su logo la histórica cava familiar de la bodega en San Rafael y la fecha de fundación, destacando los 90 años de historia de esta familia del vino.
Nueva identidad corporativa de Bodegas Bianchi

En nuestro país la producción de Cabernet Franc ronda las 1000 has plantadas según datos del INV 2017, su crecimiento es constante y cada día gana más adeptos entre los consumidores que se animan a las cepas no tradicionales. En este contexto, y luego del éxito internacional de esta  línea de varietales premium, Bodegas Bianchi amplía su oferta y apuesta a esta nueva variedad, marcando tendencia en el dinámico segmento de la alta gama. Al respecto Adrián Cura, Gerente de Marketing de la bodega anticipa: “Presentamos en el mercado un Cabernet Franc que representa la excelencia de un producto creado con los más exigentes cuidados. Entendíamos que a la línea Bianchi Particular le faltaba un varietal no tradicional que acompañara su propuesta y que reflejara el espíritu de búsqueda e innovación que guía a nuestra bodega.”

La línea “Bianchi Particular” está disponible en las  vinotecas más importantes del país a un precio sugerido: $810.- y en la tienda online: www.bodegasbianchi.com.ar 
Sobre el Cabernet Franc en Argentina
El Cabernet Franc es una variedad de origen bordelés, muy cultivada en el Valle del Loira bajo el nombre de Breton y bajo el nombre de Bouchy en Basses-Pyrénées. Esta variedad se adapta mejor a climas cálidos. Es muy parecido al Cabernet Sauvignon, pero es más temprana y por lo tanto en climas fríos madura muy bien y en forma plena a nivel de polifenoles.
Según datos del INV la variedad Cabernet Franc en Argentina se encuentra presente en todas las provincias vitivinícolas. En el año 2016 se registraron 929 ha cultivadas, lo cual representa el 0,4% del total de vid del país. Hasta el año 1990 habían 76 ha de esta variedad en Argentina. Luego del año 2000 se produce el gran auge de plantación en todo el territorio nacional. La provincia de Mendoza tiene la mayor cantidad de hectáreas, alcanzando en 2016, las 685 ha, seguida por San Juan con 126 ha, Neuquén 28 ha y Salta 23 ha. En la provincia de Mendoza la mayor superficie de Cabernet Franc se encuentra en los departamentos de Luján de Cuyo (33%) y Tunuyán (25%), seguidos por Tupungato, San Carlos y Maipú. Los tres departamentos del Valle de Uco totalizan el 49% del Cabernet Franc de la provincia.
La tendencia indica que la venta de vinos varietales puros de Cabernet Franc va en aumento en los últimos años tanto en el destino de mercado interno como en el mercado externo. Las exportaciones de este varietal han crecido 599% en los últimos 10 años, pasando de representar el 38% del total comercializado en el año 2006 al 45% en el año 2016. El último registro de 2017 indica que se exportó el 45% del total elaborado de vino varietal puro de Cabernet Franc.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.