El último informe publicado por el Observatorio de ACOVI analiza los ingresos del productor a través del precio del vino tinto genérico y blanco escurrido y concluye que la situación es crítica para el productor primario. Según las estimaciones, para que un productor de vino tinto genérico o de blanco escurrido pueda adquirir hoy la misma cantidad de bienes y servicios que compraba hace un año – con lo que recibe por un litro de vino tinto o blanco -, el precio de septiembre de 2018 debería ser un 42% mayor para el tinto y un 39% para el caso del blanco.

Estas son algunas de las principales conclusiones del informe:

El gasto en combustible, agroquímicos, mano de obra y energía eléctrica representan más del 95% de los costos totales de producción.
El precio del vino tinto genérico y del blanco escurrido se encuentra en niveles inferiores a los de diciembre de 2017 y de septiembre del año pasado.
La capacidad de compra fue deteriorándose en el tiempo: el precio nominal del vino blanco escurrido, se observa que su precio se encuentra un 13,6% por debajo del que tenía en diciembre de 2017. Si se compara el precio actual con el de septiembre de 2017, la caída es de 14,4%.
El poder de compra de un productor de vino blanco ha caído desde diciembre de 2017 un 39%.

Para acceder al informe completo ingresar a http://acovi.com.ar/observatorio/wp-content/uploads/2018/10/An%C3%A1lisis-de-la-Evoluci%C3%B3n-de-Ingresos-y-Costos-Productor-Vitivinicola.docx.pdf

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.