La superficie cultivada con uvas (92% de ellas para elaboración de vinos y mostos)- acorde al último informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura sobre Registro de Viñedos y Mercado Interno- no sólo cayó entre 2016 y 2017, con casi 3100 hectáreas menos, sino que entre 1990 y 2017 el número de viñedos cayó un 33,8%; esto significa que hay 12.000 viñedos menos.
La superficie de vid de la República Argentina registrada al 31 de diciembre de 2017 alcanza
las 220.848ha, frente a las 217.750 que había en el año 2000. A pesar de que la superficie total de vid es mayor que al inicio del milenio, la cantidad de
viñedos es menor, registrándose actualmente un total de
24.116 viñedos en todo el país.
Hay 1.064 viñedos menos que en el año 2000 y 12.000 menos que en 1990. La tendencia indica que las propiedades son cada vez más grandes. El tamaño medio del viñedo en el año 1990 era de 5,8 ha, en el año 2000 de 8 ha y en el año 2017 de 9 ha.
El informe es claro en cuanto a la tendencia de concentración: “El 59% de los viñedos existentes en el país son menores a 5 ha y concentran el 14% de la superficie cultivada de vid. A pesar de que la mayor cantidad de viñedos del país son pequeños, la tendencia indica que van disminuyendo los viñedos de menos de 7,5 hay aumentando las propiedades de mayor superficie”. Otro dato que apoya la idea de concentración creciente es que 629 viñedos que son el 2,6 % de la cantidad de viñedos total, representan o tienen el 26,9% de la superficie total existente en el país.

Mendoza, motor del crecimiento
Mendoza sigue a la cabeza en crecimiento, concentrando el 70,6% de la producción; el avance de hectáreas cultivadas en esta provincia fue de 14.820 entre 2000 y 2017. En San Juan, segunda provincia productora, el crecimiento creció al mismo ritmo, con 1500 hectáreas más medidas en el mismo período. La Rioja y Río Negro sufrieron bajas en hectáreas cultivadas, mientra que las que registraron mayor crecimiento fueron Salta y Neuquén con 1579 y 1542 hectáreas más respectivamente.

El tamaño medio de viñedo del país es de 9,2 ha. Considerando las 7 provincias vitícolas con
mayor superficie cultivada, se observa que el tamaño medio de viñedo más extenso corresponde a la provincia de Neuquén (20 ha), seguida por Salta (12 ha), Mendoza (10 ha) y San Juan (9ha). En Mendoza existen hoy 15668 viñedos, concentrando el 65% del total del país.

El auge de las tintas
En el total de uvas aptas para elaboración de vinos y mostos, predominan las variedades tintas, que representan el 56% del total de este segmento con 113.559 hectáreas cultivadas. El 19% corresponde a variedades blancas y el 25% a rosadas.
Las uvas tintas han aumentado un 62% desde el año 2000, las blancas y rosadas han disminuido un 20% y un 27% respectivamente en el mismo período.
En cuanto a las variedades, es el Malbec el que lidera el crecimiento con 900 hectáreas más en el último año. No es de extrañar el crecimiento de las tintoreras como el Ancellotta (+322 ha) y el Aspirant Bouschet (+290 ha), esta última tercera variedad tinta más cultivada en el país, de baja calidad enológica pero de importante aporte de color. En cuanto al crecimiento del Cabernet Franc (+114 ha) ya se situa casi en las 800 hectáreas siendo una de las de mayor crecimiento por su gusto enológico.
Las variedades tintas que disminuyeron su superficie fueron: la cuarta en superficie cultivada Bonarda (-364 ha), la quinta, Cabernet Sauvignon (-358 ha), aún siendo la segunda en superficie cultivada Syrah (-291 ha), Tempranillo (-138 ha) y Merlot (-122 ha).

Viñedos jóvenes
Hay que desmitificar esto que muchas veces escuchamos: “vinos de viñedos de 50 años de antigüedad”. No hay tantos en el país. Así lo indica este informe que señala que el 55% de la superficie de vid del país tiene menos de 20 años.
Hay un 16% de superficie de 20 a 40 años, un 21% entre 4 0 a 60 años, un 6% entre 60 y 80 años y el restante 2% tiene más de 80 años de edad.
El 45% del total (99.302 ha) de vid del país ha sido plantada a partir del año 2000.

Sistema de conducción: el parral sigue vigente pero crece el espaldero alto
El sistema de conducción Predominante en el país esel parral, con un 54% aunque registra una disminución de superficie respecto al año 2000, en concordancia con el aumento de superficie de variedades aptas para vinos finos, conducidas en su mayoría en espaldero alto, con un 36% y 9% en espaldero baja. Estos tres sistemas de conducción abarcan el 99% de la superficie total, mientras que el 1% restante se distribuye entre los sistemas: cabeza, majuelo, ramé, lira y soga.
“La tendencia indica que el sistema de conducción que más ha aumentado en los últimos 17 años es la espaldera con un incremento de 27.818 ha respecto al año 2000, mientras que
el parral ha disminuido 8.994 ha en el mismo período” indica el informe.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.