El país con mayor consumo de vino en el mundo, y de lejos, es El Vaticano. El consumo se sitúa en los 54,26 litros al año por persona.

¿Es mucho? Si lo comparamos con los 33,30 litros de Italia parece muchísimo más, pero en realidad estamos hablando de un consumo de 0,14 litros al día. Parece que los clérigos siguen a raja tabla la idea de que una copa de vino al día es bueno para la salud.

Esta cifra puede llevar un poco a engaño ya que la base de población del estudio realizado por el Wine Institute es el total de la población. Dado que la población del Vaticano es adulta es normal que su consumo per cápita sea más alto.

Sin embargo el estudio deja datos curiosos: es el principado de Andorra, un país independiente con mucho turismo por el famoso centro de esquí, el segundo de la lista con un consumo de vino de 46 litros per cápita.

Otro dato curioso es que el consumo es alto en los países que son paraísos fiscales: Norfolk Island, por encima de los 35 litros por persona y Bermuda o las islas Caimán se mueven en el entorno de los 23 litros.

Parece una constante que en los paraisos fiscales se consume mucho vino (no hemos analizado si lo mismo ocurre con otras bebidas) El hecho de que muchos paraisos fiscales son también lugares de vacación (como Bermuda) puede aportar información a este dato. El alto nivel de ingresos per cápita de estos lugares implica sin duda que el consumo sea alto en prácticamente todas las categorías de productos.

El consumo se concentra en Europa y en países que han tenido una influencia fuertes de Europa como Argentina que con más de 23 litros per capita se encontraba durante este estudio (2016) en el puesto número 20 del ranking.

En esta lista están los 20 países con mayor consumo per capita del mundo:

Las influencias culturales están muy presentes, si bien es evidente que la globalización va dejando su huella. En Polonia o Finlandia, países tradicionalmente muy cercanos al consumo de vodka, los consumos de vino están muy por debajo de sus vecinos más cercanos.

Entre los casos que llaman la atención se encuentra Namibia, con un consumo cercano a los 10 litros por persona y año, muy alto para los países africanos. Namibia es, de hecho, uno de los países con mayor consumo de alcohol del mundo. Si comparamos el consumo de vino con el de cerveza, ¡ésta última es consumida hasta 6 veces más que el vino!

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.