En vinotecas y supermercados vas a encontrar gran cantidad de vinos espumantes, y no siempre es fácil elegir. En esta nota trazamos una guía de algunos de los espumosos de mejor calidad en Argentina, más una explicación de los diferentes estilos por modo de elaboración, variedades de uvas y cantidad de azúcar, para que sepas con qué maridar tus platos de Navidad y Año Nuevo.

Los Brut Nature
Son los más secos y de acidez más elevada, y para algunos paladares también los más elegantes y frescos. Por disposición del Instituto Nacional de Vitivinicultura pueden denominarse Brut Nature los espumantes de hasta 7 gramos de azúcar por litro, que no tienen glucosa agregada; su dulzor lo extraen solamente de las uvas durante la fermentación. Recomendados:

Nieto Senetiner Brut Nature. Roberto González, chef de cave de la marca, le dio un toque especial a este Brut Nature, en el que predomina el Pinot Noir y que fue vinificado como un blanc de noir, es decir, una uva tinta vinificada como blanca; los hollejos al tener un leve contacto con el mosto aportaron la delicada coloración salmón. En nariz las notas recuerdan a frambuesa, praliné y pan tostado, fiel a la excelencia del Pinot Noir. En boca se presenta intenso, fresco y con equilibrada acidez, confirmando las notas frutadas y su elegante personalidad. Se recomienda beber a 6 grados con aperitivos, carnes blancas, mariscos, pescados azules como el atún, la caballa y la sardina, pescados ahumados y quesos untuosos.

Famiglia Bianchi Brut Nature de Bodega Bianchi. Salió al mercado en 2016 y, por su nombre y la tradición de la marca, ya es uno de los espumantes más apreciados de Argentina. Hablamos del tope de gama de Bodega Bianchi, un Brut Nature del cual solo se elaboran 12.000 botellas al año; sus uvas regadas por las aguas del Río Diamante en la zona de Rama Caída, en San Rafael, dieron origen a este espumante elaborado con método artesanal francés que presenta con un bello “perlage” formado por una corona de elegantes y finas burbujas. Delicado y complejo, con notas de pan horneado y frutos secos este espumante logra una excelente expresión en boca, producto del método tradicional francés y de sus 18 meses en botella.

Nieto Senetiner Grand Cuveé Brut Nature. El término cuvée se utiliza para describir una mezcla especial de un vino muy específico. Así, cuando veamos esta palabra en una etiqueta, como en el caso de Nieto Senetiner Grand Cuvée, anticipemos una experiencia particular para el paladar. Este assamblage en el que predomina el Pinot Noir de zonas altas y frescas con suelos aluvionales, se distingue por su color asalmonado, y por su corona abundante de finas burbujas, que destacan la calidad de la vinificación. En boca es untuoso, ideal para acompañar cócteles de frutos de mar o carnes de pescado de río. En nariz encontramos flores blancas y típicas notas de levaduras, que recuerdan al pan tostado; además hay algo de madera ya que una parte del vino base pasó por barricas nuevas de roble francés.

Trivento Brut Nature. Con imagen renovada, asociada a la línea Reserve, el vino argentino más vendido en Reino Unido, ahora presenta una etiqueta con filetes y aplicaciones en plata. Trivento Brut Nature está elaborado con Pinot Noir y Chardonnay proveniente del Valle de Uco. Sus finas burbujas y persistente corona adornan la copa con tonalidades rosadas. Sus delicados aromas a frutos secos y pan tostado se intensifican con la aparición de fruta roja aportada por Pinot Noir. El precio sugerido en góndola es de $200.

Los Extra Brut
En esta categoría entran los espumantes de hasta 11 gramos de azúcar por litro. Vale decir que el Extra Brut es un invento argentino y la categoría más comercializada en nuestro territorio. El año pasado se vendieron 27,5 millones de litros de espumante Extra Brut, más de la mitad de los 44,8 millones de litros despachados, según datos del INV. ¿Por qué es tan apreciado por los paladares locales? Porque tiene un balance más equilibrado entre dulzor y acidez. Algunos recomendados en esta categoría por su calidad:

Extra Brut de Bodega Tapiz. El clásico Chardonnay- Pinot Noir es elaborado con método tradicional con uvas de la finca de San Pablo, en Valle de Uco, que brinda incomparables características para ambos varietales. Tres años los vinos base permanecen en contacto con las lías, con el que se logra además de la buena acidez y PH llegar a la segunda fermentación con volumen de boca y dulzor. Remitiendo a los champagnes de Francia, tiene una tonalidad dorada, de fina y persistente espuma. Un perfume es delicado e intenso. Se destacan notas frescas a pera, manzana y frutos cítricos combinadas con pan tostado. En boca se presenta equilibrado y agradable.

Famiglia Bianchi Extra Brut. Fieles a la tradición, Bianchi elabora todos sus espumantes con una segunda fermentación en botella y un año de estiba sobre borras, respetando el artesanal estilo francés. El Extra Brut Famiglia Bianchi, elaborado a base de Pinot Noir y Chardonnay provenientes de finca Doña Elsa, ubicada en Rama Caida, San Rafael, expresa claramente el estilo de un clásico: espuma persistente, suaves notas a frutas blancas como el durazno y el damasco, y las típicas notas a pan tostado, provenientes de la crianza prolongada en contacto con las borras. Ideal para acompañar los tradicionales dulces navideños, como el pan dulce, los turrones y las garrapiñadas.

La Flor Extra Brut de Bodega Pulenta Estate. Elaborado con uvas Pinot Noir y Chardonnay provenientes de las fincas La Zulema (Agrelo, Luján de Cuyo) y Don Antonio, (Valle de Uco). Las uvas se cosechan a mano y se realiza una selección manual de racimos. En nariz se percibe la frescura con leves aromas a frutos secos, frutos rojos, frutilla y toques de manzana. En boca es intenso y de gran complejidad, con cuerpo equilibrado, buena acidez y gran persistencia». Javier Lo Forte, enólogo de la bodega explica que el espumante se diseñó con las características de la línea. Vinos con fruta muy presente. Se destaca la buena burbuja atribuible a que la segunda fermentación se realiza en tanques de 5000 litros con el método charmat lungo. Estos volúmenes pequeños brindan un excelente resultado en la burbuja.

Tapiz Torrontés de Bodega Tapiz. Es el único champenoise del mercado, elaborado íntegramente con el varietal blanco argentino. Además, es el espumante más popular de la marca en Estados Unidos. Sus uvas provienen de finca El Jarillal en alto agrelo, una zona muy apreciada para vinos blancos. El Torrontés es extra brut, y aún con baja azúcar, conserva el dulzor y los aromas florales y cítricos del Torrontés. Fabián Valenzuela enólogo de Tapiz, trabajó dos años los vinos base sobre borras en tanques, y añadió 3% de Viognier a esta añada, a fin de lograr gran estructura en boca. Para apreciar mejor el notable bouquet floral de este burbujeante y fresco Torrontés, se recomienda beber a una temperatura de 8 grados.

Trivento Extra Brut. Volvió a salir a las góndolas este año por decisión de la bodega con imagen y estilo renovados. Elaborado con uvas Chardonnay y una pequeña contribución de Viognier y Pinot Noir que realzan las frutas tropicales en nariz, se presenta equilibrado y sedoso en boca. Es además un excelente compañero de postres elaborados con frutas cítricas como el kiwi, o con semidulces como la manzana. Precio sugerido $180

Los dulces
Las estadísticas indican que entre las tres categorías de dulces, Demi – Sec, Dulce y Extra Dulce se comercializaron en Argentina el año pasado 8, 3 millones de litros, siendo la categoría extra dulce la que más va creciendo; esto debido a que los espumantes dulces estilo bebidas gaseosas crecieron mucho en el gusto de los consumidores jóvenes en la diversión nocturna, reemplazando los antiguos frizantes. Entre 15 y 40 gramos están los clásicos Demi – Sec y con más de 40 g de azúcar por litro los dulces y extra. En esta última recomendamos una novedad, Espumante Dolce de Bodega Lagarde. Elaborado con Moscato Giallo, una uva blanca cultivada en el viñedo de Perdriel, a 980 metros sobre el nivel del mar, en Luján de Cuyo, este espumante se realiza con una sola fermentación, a la manera de la región de Asti en Italia. El moscato tiene 77 gramos de azúcar residual, bajo alcohol y buen balance entre dulzor y acidez. En nariz predominan flores y a frutas como el damasco y algunos cítricos.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.