El nuevo vino es elaborado por Sebastián Zuccardi en la finca de San Pablo, Valle de Uco, ubicada a 1400 m.s.n.m. Se llama Zuccardi Fósil y busca expresar el terroir la altura y la cercanía a la Cordillera de los Andes, el clima frío, los suelos aluviales con presencia de gravas con carbonato de calcio.

Sebastián Zuccardi buscó que Fósil reflejara esas características que, en su visión, constituyen la identidad de San Pablo. Por eso mismo, la composición varietal del vino que en 2016 es de 100% Chardonnay, podría cambiar en las añadas subsiguientes, pero siempre respetando la expresión del lugar.

Zuccardi Fósil 2016 fermentó con levaduras indígenas en vasijas de hormigón y en barricas de roble usadas de 500 litros y no realizó fermentación maloláctica para preservar la frescura de la acidez natural y aportar tensión al vino.

Calificado con 95 puntos por el crítico Tim Atkin, Zuccardi Fósil 2016 constituye un nuevo paso en la dirección que ha tomado Sebastián Zuccardi hacia vinos que expresen la identidad de cada región de origen.

Zuccardi Fósil 2016 se comercializa en vinotecas seleccionadas a un precio de $1050.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.