Ramondin, multinacional española de reconocido prestigio, con fábrica en Mendoza y dedicada a la fabricación de cápsulas de alto valor agregado para el mundo del vino y licores, ha cerrado la adquisición de INESA (Industria Nacional de Envases S.A.), empresa chilena perteneciente al grupo Córpora.

Esta compañía ocupa una posición de liderazgo en el sector de fabricación de tapa rosca para vinos y licores en el mercado latinoamericano, ofreciendo a sus clientes los más altos estándares de calidad en su segmento. En 2016, INESA generó ventas por valor de 16 millones de dólares y cuenta con alrededor de 100 trabajadores los que se unirán a los más de 700 que Ramondin emplea en todo el mundo.

“Esta adquisición está alineada con nuestra estrategia de ampliación del portfolio de productos y reforzará la posición de Ramondin como proveedor prestigioso en el mercado latinoamericano”, asegura el consejero delegado -CEO de Ramondin-, José Miguel Munilla.

El CEO también destacó que “la integración de INESA permitirá fortalecer de manera sostenible las operaciones del grupo y consolidará la excelente reputación que ambas empresas ya tienen en Latam, donde las relaciones comerciales con los clientes son fructíferas y de confianza desde hace muchos años”. Sobre la incorporación de una nueva empresa al grupo y la bienvenida a su equipo directivo comentó que: “estamos muy satisfechos con esta operación y con la posibilidad de contar en esta nueva etapa con un equipo de profesionales de primera línea que ha llevado a INESA al más alto nivel. Las dos comparten valores esenciales en RSE y una fuerte cultura de empresa familiar, además de una larga trayectoria, por lo cual la integración será totalmente armoniosa y sin sobresaltos”.

La unión con INESA permitirá a Ramondin adquirir el know-how y la infraestructura necesaria para fortalecer aún más el segmento de tapa rosca en Chile, Argentina y otros mercados, siguiendo así la línea estratégica de crecimiento de la empresa a corto y largo plazos. Por su parte, Ramondin aporta a INESA, además de la ampliación de sus redes comerciales, la posibilidad de ofertar el portfolio completo entre sus clientes y potenciar su papel en nuevos mercados de exportación.

La calidad de producto y el servicio seguirán siendo claves en la estrategia de la firma que con esta unión podrá fortalecer las soluciones integrales de packaging que ofrece a sus clientes. La cercanía, el tiempo de respuesta y la capacidad de inversión e innovación serán determinantes para continuar la buena senda de ambas.

Fundada en 1890, Ramondin continúa su proceso de expansión con esta nueva adquisición. Con una clara visión corporativa, las cuatro plantas del grupo (España, Francia, Argentina y Estados Unidos) junto con la incorporación de INESA seguirán concentrando sus recursos para progresar en su red internacional “ofreciendo un catálogo de servicio integral que nos permita complementar nuestra oferta para los clientes de esa área geográfica y aprovechar las sinergias existentes”, según las palabras del CEO de Ramondin.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.