Con la llegada de tres modernas máquinas cosechadoras, FECOVITA se prepara para una nueva vendimia. Se busca con esta incorporación ayudar al productor a que comience a agregar tecnología a sus viñedos. “Esto es un gran aporte a un pequeño productor de 8 o 10 hectáreas que no va a poder lograrlo por los altos costos; desde el sistema cooperativo se ha conseguido la compra de las máquinas. Será un proceso de trabajo en los viñedos en esta cosecha , en todos los oasis de Mendoza para que los productores puedan cosechar y reducir sus costos en forma importante, es un paso trascendental en el asociativismo de Argentina”, comento el presidente de FECOVITA, Ing. Eduardo Sancho

Además agregó que esto es un comienzo con tres máquinas , que no alcanza para todos los productores, pero es una demanda que vamos a cubrir y estamos seguros que las ventajas son altas. Hemos adquirido una muy buena tecnología, una máquina alta que se adapta a los viñedos, antes era más complejo, estas cosechadoras se adaptan al altura del espaldero, siempre que esté en condiciones la madera y tensados loa alambres, es fundamental los espacios en las fincas para el giro de la máquina y no tiene que tener frutales u olivos entre los viñedos.

Eduardo Sancho agregó que “tienen como objetivo en FECOVITA que el productor reduzca costos , mejore sistemas de riego, cambie e innove en tecnología, es decir, que de los primeros pasos para aumentar rendimientos y mejorar en calidad de los productos. También el sistema cooperativo tiene a disposición un fondo con financiamiento en vino para ayudar al productor, a corto plazo hacer estas transformaciones”.

En cuanto al tema enológico Eduardo Sancho remarcó que se ha firmado un convenio con ICV (Instituto de Cooperación Vitivinícola de Francia) donde todas las cooperativas de argentina van a tener acceso a un laboratorio centralizado durante el tiempo de cosecha, para brindar asistencia, no solo para análisis sino también para asesoramiento continuo a enólogos sobre elaboración para mejorar la calidad de los vinos y hacer más estudios con mejor costo y con mayor información de la cosecha.

“Como parte de nuestro plan estratégico, nos estamos focalizando en brindar soluciones tecnológicas para los productores de las cooperativas integradas a nuestra organización. Este esfuerzo inversor permitirá mejorar el rendimiento y la productividad de sus fincas y con ello mejoraremos los estándares de actividad sectorial argentinos de cara a un mundo cada vez más exigente y competitivo”, destacó el presidente FECOVITA.

Las flamantes unidades, de marca New Holland, son reconocidas por su productividad y calidad de recolección, con probada eficacia en el mercado argentino e internacional. Por su versatilidad pueden trabajar las 24 horas del día, todo el año, desde la prepoda hasta la vendimia.

Operan con consumo reducido de combustible, lo que las distingue como amigables con el medio ambiente, y mantenimiento de bajo costo. Son fáciles de manejar, desde la cabina segura y silenciosa, a partir de un sistema de gestión inteligente con un monitor de pantalla táctil. El equipamiento incluye un sistema de sacudidores que puede adaptarse en función de la densidad y ancho de la vegetación de la viña.

Las máquinas para la cosecha mecanizada se incorporan a la “Unidad de Servicio a las Cooperativas” de FECOVITA que brinda apoyo constante, a través de un equipo de ingenieros y técnicos, a las cooperativas y productores en las áreas específicas de Enología, Agro, Gestión y Calidad.

Previamente a su incorporación se realizaron intensas jornadas de capacitación -a cargo de técnicos especialistas de la empresa fabricante y comercializadora de los equipos- para que los operarios conocieran los detalles del funcionamiento y todas las características referidas a la seguridad, a fin de garantizar el uso óptimo de los mismos.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.