En una nota enviada y firmada por el presidente de ACOVI Eduardo Sancho al ministro de Economía, Infraestructura y Energía de la Provincia de Mendoza, Enrique Vaquié, destacan que “es esencial depender de una buena práctica regulatoria” y subrayan la importancia de no politizar la pauta de mosto ni el pronóstico de cosecha, que “debe ser un cálculo técnico”.

Asimismo, en pos de promover la reconversión, sugieren que se compense el porcentaje de la superficie reconvertida de uvas “criollas” por uvas “tintas”, eximiéndolo en una relación directa, del mismo porcentaje que se deba cumplir con la pauta diversificadora.

En tanto, en la nota se propone que tanto la exportaciones como la destilación de vino apto para consumo efectivamente realizadas, se computarán como compensación de la pauta diversificadora de lo exportado/destilado hasta el 31 de diciembre.

En la nota enviada por Eduardo Sancho al Ministro de Economía, Infraestructura y Energía Lic. Enrique Vaquié
se indica que «desde el sector cooperativo vemos conveniente reflejar la importancia que tiene y ha tenido desde su aprobación hasta la fecha, a la luz de su experiencia regulatoria».
«Es menester abordar de manera integral la interrelación económica que tienen entre sí el eslabón de la producción primaria, en conjunto con las etapas de industrialización y posterior comercialización del vino en el mercado interno y externo».
«Todo ello tiende a incidir en las expectativas, si existe sobre stock de vino dichas expectativas sobre el precio se darán a la baja, dado que en tal caso se esperará exceso de oferta en el mercado».
«Con motivo de los daños climáticos sufridos en la temporada reciente, la naturaleza se ha encargado de equilibrar la oferta, tonificando el precio del vino que hace varios años se mantenía en una crisis profunda.
Sin perjuicio de ello, intentando un análisis comprensivo del período de vigencia de la señal económica de la diversificación, desde el año 1994 a la fecha se puede concluir que la misma ha facilitado la adaptación del parque vitícola de la Provincia de Mendoza a la demanda, como asimismo se afianzó el fraccionamiento y las exportaciones locales con el consiguiente valor agregado, variable vertebral del superior interés de la Provincia».

Desde el sector cooperativo indican que «la forma que establece el Tratado y su reglamentación legal vigente, es una herramienta exitosa que no debe ser derogada, sino que debe ser complementada con medidas concretas que se adecúen a la realidad actual del sector; siempre en beneficio de la industria y del pequeño productor.
Para lo cual solicitamos se incorpore de manera permanente a la norma los límites de las equivalencias de los volúmenes objeto de beneficios (incentivos exportaciones y/o derivados vínicos) dejando expresamente establecido que tanto la exportaciones como la destilación de vino apto para consumo efectivamente realizadas, se computarán como compensación de la pauta diversificadora de lo exportado/destilado hasta el 31 de diciembre».
También se pide que se incluyan «los mecanismos de promoción a la diversificación de las exportaciones de vinos y/o de elaboración de derivados vínicos que se instituyan de acuerdo a lo previsto en el inciso a) del art. 9° del Tratado Mendoza San Juan, por volúmenes que resulten complementarios a la pauta de diversificación prevista en el punto precedente, se establece una equivalencia de un (1) litro de vino fraccionado exportado por un litro y medio (1,5) de producción diversificada; un (1) litro de vino a granel exportado por un litro (1) de producción diversificada, tomando en ambos casos como volumen, lo exportado en él año inmediato anterior, un (1) litro de vino derivado a alcohol vínico por un litro de producción diversificada.”

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.