Fueron tres años de trabajo, 15 millones de dólares invertidos, miles de toneladas de cemento, hierro y piedra; la colaboración de artistas plásticos y escultores de renombre, Roberto Rosas, Fernando Jereb, Guillermo Rigattieri. Fueron cinco intentos de diseño de vasijas de cemento hasta llegar a las ánforas y a las tronco-cónicas donde hoy se elaboran los Finca, los Aluvional, los Concreto, esos vinos que se hicieron famosos en poco tiempo y a los que el joven Sebastián Zuccardi junto a su equipo liderado por la enóloga Laura Principiano dedican alma corazón y vida.
La nueva bodega bautizada Zuccardi Valle de Uco abrió oficialmente esta semana para 500 invitados de todos los rincones del mundo, entre ellos importadores, enólogos, distribuidores, restaurateurs, periodistas, chefs y también propietarios de otras bodegas.
Bodega Zuccardi Valle de Uco - puerta Zuccardi flia
Con una gran fiesta para la que se abrió el restaurante Piedra Infinita Cocina y para la cual se instalaron carpas gigantes, donde se sirvieron los más exquisitos platos regionales y vinos de Familia Zuccardi, se realizó la apertura oficial a la que asistieron desde el gobernador de la Provincia Alfredo Cornejo, hasta empresarios de renombre como Nicolás Catena (dueño de Catena Zapata), el chef Gastón Acurio del famoso restaurante peruano Astrid y Gastón, la cocinera Dolly Irigoyen, el cocinero Fernando Trocca, el locutor Lalo Mir, el periodista Fernando Bravo y el asesor enológico de muchas bodegas en Argentina, el italiano Alberto Antonini, entre muchos otros.
Cornejo Nicolás Catena, Sebastián Zuccardi y Alejandro Vigil
Eduardo Milán, José Alberto Zuccardi, Patricio Tapia y Sebastián Zuccardi (1)
Felices, los Zuccardi guiaron personalmente a los invitados a través de la bodega que tiene una capacidad de elaboración más guarda de 970.000 litros, 91.000 metros cubiertos. El proyecto fue liderado por los arquitectos mendocinos Fernando Raganato, Tom Hughes y Eugenia Mora. La empresa Constructora fue Santiago Monteverdi. El paisajismo es de Eduardo Vera.
Bodega Zuccardi Valle de Uco - entrada
Sebastián Zuccardi, Marina Beltrame y Alberto Antonini (1)
Osvaldo Gross, Ana Aamitrano, Dolli Irigoyen, Gastón Acurio
Desde el punto de vista edilicio, la bodega está integrada a su entorno y construida con materiales del lugar: piedra de la Finca Piedra Infinita, agua y arena del Río Tunuyán. Al diseñarla se buscó que el edificio no
interfiriera con el paisaje, que estuviera integrado e inspirado en la Cordillera, que es su marco natural y quien da identidad a los vinos.
Las paredes son todas diferentes y tienen una curvatura en su parte superior que contribuye a la identificación con la montaña. Uno de los objetivos que se procuró fue diseñar una obra que permitiera una producción sustentable. La bodega tiene gran luminosidad, durante las horas del día no hace falta
utilizar luz artificial gracias a la presencia de ventanales y lucernarias, permitiendo un importante ahorro de energía.
Esta bodega es el resultado de la visión de Sebastián Zuccardi, tercera generación de su familia dedicada ala actividad vitivinícola. En 2009, Sebastián creó un sector de Investigación & Desarrollo y se puso al frente de un equipo de jóvenes agrónomos y enólogos que se dedicaron a estudiar e investigar en profundidad diferentes aspectos relacionados con el terroir, el cultivo y la elaboración. Como consecuencia del trabajo realizado en I + D, Sebastián decide enfocarse en la producción de vinos de terroir en el Valle de Uco.
Sebastián Zuccardi
La construcción está coronada por una cúpula de metal que refleja en su exterior el sol, los diferentes
momentos de luz que atraviesa la montaña y el paisaje durante el día. En su interior contiene una obra en
hierro realizada por el artista Guillermo Rigatteri. La misma representa una semilla. El haz de luz que se desprende ilumina la enorme piedra que está debajo y que cuando comenzó a construirse la bodega se decidió dejarla como un símbolo de lo que es esta zona. Alrededor de ella se encuentra el sector de guarda con los mejores vinos de cada año. El mismo está construido sobre una estructura de hierro con una capacidad para 10.000 botellas.

Homenaje a un querido escritor mendocino
Durante la inauguración la familia obsequió a cada uno de los 500 invitados un libro; se trata de Piedra Infinita, un libro de poemas del escritor mendocino Jorge Enrique Ramponi, con ilustraciones de Carlos Alonso.
De hecho el nombre Finca Piedra Infinita, fue en en homenaje a una poesía del escritor mendocino, en referencia a información que le dio a la familia la periodista y escritora Fanny Polimeni. Así se rescata la obra de uno de los más grandes escritores mendocinos de todos los tiempos.

Abre también el restaurante «Piedra Infinita Cocina»
Con la Cordillera de los Andes como telón de fondo, el nuevo restaurante invita a vivir una experiencia gastronómica diferente.
La propuesta gastronómica de “Piedra Infinita Cocina” asesorada por el famoso chef Fernando Trocca, consiste en un menú de cuatro pasos, que se
basa en la utilización de productos regionales con una elaboración gourmet, a lo que se suma la sugerencia de maridajes con vinos Zuccardi provenientes del Valle de Uco.
Asimismo, los comensales que lo deseen podrán disfrutar de una exclusiva “chef ’s table” junto al sector de los fuegos, y así tener una experiencia más cercana con la cocina y un intercambio con su Chef Ejecutivo Matías Aldasoro.
Piedra Infinita Cocina cuenta con capacidad para 50 comensales y se abre al público de miércoles a domingo, únicamente al mediodía, y solo se puede concurrir con reserva previa de al menos 48 horas de anticipación.
Funcionará de miércoles a domingo, de 10 a 16 horas.
Piedra Infinita Cocina

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.