Clos de Chacras sigue creciendo y para completar su línea Eredità acaba de lanzar un blanco con
un paso de 12 meses en barricas de roble. Se trata del Eredità Chardonnay 2013, un vino
frutal, elegante y de gran expresión del terruño.
Clos de Chacras es historia y experiencia pero también busca innovarse a sí misma y siguiendo esa
misión es que lanza este vino de edición limitada nacido en los altos viñedos del Valle de Uco. Es
un chardonnay que a la vista posee un color amarillo delicadamente oro. Su rica nariz descubre
aromas a frutas blancas y flores con sutiles aportes del roble en notas de vainilla y coco.
En boca es voluminoso, de acidez equilibrada y final persistente acompañado por notas de miel y
tilo que evoca nuevamente la fruta fresca que lo identifica.
El vino atiende la demanda de los consumidores que buscan blancos que expresen su origen y que
sean más que una simple copa de verano. Con este chardonnay estamos frente a una experiencia.
La línea Eredità, que significa herencia en italiano, está compuesta por vinos balanceados, de
aromas frutados y gran estructura. Completan su porfolio un cabernet sauvignon y un malbec.
Eredità es un homenaje a los antepasados de la familia Gargantini, grandes productores de vino
desde hace más de cien años.
Clos de Chacras está ubicada en Luján de Cuyo, Mendoza, y también produce vinos jóvenes (Cavas
de Crianza) y una línea ícono (Gran Estirpe).

Nota de Cata
Vista: amarillo oro, fluido en copa, brillante y límpido.
Nariz: rica en aromas a flores y frutas blancas como manzanas y peras. También se encuentran
frutos tropicales y notas a vainilla y coco.
Boca: es envolvente por su acidez firme y estructura aportada por su paso en roble. Ofrece un
elegante y persistente final donde la fruta fresca vuelve a aparecer una última vez.
Viñedo: Tupungato
Crianza: 70% del volumen en barricas de roble francés durante 12 meses y el 30% restante en
acero inoxidable por 12 meses.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.