En la visita de lujo que hizo Angel Mendoza a mi programa, El Triunfo de Baco, quedaron montones de frases de este decano del vino, que nos hacen pensar y re-pensar la tarea de los viticultores. Escuchá:

«Sólo los jóvenes pueden crear esos vinos que pide el mercado, jóvenes y frescos. Los viejos estamos para crear otros vinos».

«Los hombres usamos perfumes amaderados, pero la mujer tiene aromas de frutas en sus perfumes. Por eso le puse a mi espumante, Patricia, tiene un aroma de boca, cítrico, que me recuerda a la mujer».

«Patricia es una uva muy productiva y sana, que ayudaría a una reconversión si el mundo se transforma en burbujas y el mundo se está transformando en burbujas».

«Este es un vino para beber descalzo, la playa, los amigos, descorchar felicidad. En un espumante, tipo Prosecco, uno descorcha felicidad. Se lo puede tomar chateando o webeando».

«Desde el punto de vista comercial, tener premios y buenas calificaciones, bodegas en lugares prestigiosos y enólogos conocidos; el peligro está en el narcisismo, los vinos deben ser fáciles de beber y no difíciles de explicar. El Enólogo con buen léxico a veces le hace un aura tan grande al vino, hacen vino para creyentes y no para clientes».

«Si no buscamos más aficionados al vino, los famosos wine lover, nos van a sobrar los terroir, estamos volando a los terroir dándole la espalda al consumidor».

«Hay que generar más encuentros con el vino y no tantas clases de geografía o dafología»

«No hay grandes vinos, hay grandes momentos con el vino. La gente no recuerda tanto las calicatas, sino el vino simple».

«El obrero que pasa por el supermercado y pasa por un tetra, lleva un médico, porque el tinto hace bien el corazón, lleva un psicólogo, se toma una copa y se duerme, y lleva un refresco, si lo sodea. Es la sed de ese obrero lo que hay que homenajear con el vino».

«En la franja superior a los 50 pesos es muy importante el glamour y ni hablar del enoturismo; lo que creo es que el mensaje para el nivel más bajo, es que los vinos deban ser honestos, para un hombre honesto y laburador».

«En el segmento más bajo perdemos consumo porque estamos envasando lo que sobra. Tenemos que comprometernos éticamente en ese segmento a hacer vinos que no produzcan dolor de cabeza»

«

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.