Así lo adelantaron hoy en la firma del acuerdo entre Bodegas de Argentina y el INV. Ahora el Instituto también ayudará a financiar el programa Wine in Moderation para consumo responsable que lleva adelante Bodegas de Argentina

Esta mañana, Bodegas de Argentina y el INV, representadas por sus presidentes, Walter Bressia y Guillermo García, respectivamente, firmaron un acuerdo que tiene como objetivo avanzar e implementar en forma conjunta distintas acciones sobre consumo responsable de vino, enmarcado dentro del programa Wine in Moderation.
Del encuentro también participaron, la gerente de Fiscalización del INV, Claudia Quini; el gerente de Bodegas de Argentina, Juan Carlos Pina; funcionarios nacionales y periodistas de distintos medios masivos, a quienes se les presentó un video que informa sobre el consumo moderado de vino, y da algunos consejos para aprender a disfrutar de las características de esta bebida, prevenir y reducir los daños provocados por el abuso de su consumo.

En primera instancia, Bressia explicó que el Programa Wine in Moderation es un programa que arrancó en el año 2008 en España con el espíritu de difundir el consumo moderado de vino.

“Consideramos que este acuerdo es muy oportuno ya que el vino es una bebida que forma parte de una dieta alimentaria y que nosotros, que estamos en esta actividad, conocemos perfectamente qué significa el vino, cuáles son las bondades y lo bueno que es disfrutar un vino con moderación acompañando una comida o un momento especial. Esto queda entre la gente que está más relacionada con la industria pero no estamos llegando con toda la claridad a los consumidores y el mensaje que debemos dar desde la industria es el de estimular el disfrute de una bebida como el vino en un momento adecuado y en una proporción adecuada”, dijo.

“En Europa ya hay 15 países que lo han adoptado y Bodegas de Argentina fue la primera institución en Latinoamérica que se incorporó”, destacó.

“Para nosotros es muy importante contar con la colaboración del organismo responsable del control de la vitivinicultura en el país porque este es un tema que nos involucra a todos”, señaló.

Bressia finalizó diciendo que “lejos de retraer la demanda, un consumo moderado de una o dos copas durante todos los días de la semana, va a generar una considerable demanda de vino”

A su turno, García comentó respecto a la firma del convenio con Bodegas de Argentina que vincula al INV al programa de consumo responsable, “este es un trabajo que venimos desempeñando desde hace tiempo, pero en este caso hemos comprometido nuestro aporte para financiar las actividades del programa y al mismo tiempo tratar de definir, además de la decisión política en todo el país, ejercer un control sobre los locales de diversión nocturna, como lo venimos haciendo en conjunto con los gobiernos provinciales y municipales; además, establecer una serie de acciones por lo que hemos denominado al mes de septiembre como el mes del consumo responsable donde buscamos alertar a nuestros jóvenes sobre la necesidad del consumo moderado del alcohol.”

Y agregó: “Por otro lado, queremos comenzar el proceso de activación de convenios con las provincias vitivinícolas donde nos interesa que esté muy presente el concepto del vino alimento en el marco de la declaración del Vino Argentino como bebida nacional. Al mismo tiempo también vamos a empezar a comunicar en distintas instituciones que quieran colaborar con la difusión del consumo responsable, ya sean locales de diversión nocturna, estadios deportivos, canales de televisión, universidades y colegios secundarios. Lo que buscamos es alertar a nuestra población en la necesidad del disfrute del vino, del consumo moderado, del acompañar con agua el consumo de vino y de que se transforme en un momento agradable y no en un momento de complicación.”

García manifestó que “como organismo fiscalizador es esencial que estemos en este tipo de programas porque justamente somos controladores del alcohol etílico, de la manipulación del mismo y de cómo llega a nuestros jóvenes, por lo tanto, también necesitamos la colaboración del sector privado, en particular de aquellos que comercializan este tipo de productos, para que se vendan bebidas de calidad, genuinas, y que sean hechas en condiciones de salubridad. Lo que nos interesa es cuidar a nuestros jóvenes, evitar los accidentes de tránsito y también prevenir problemas serios en la salud”.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.